ABIERTO DE GOLF

El aficionado Dunne planta cara a los mejores del mundo en St. Andrews

El irlandés dio la campanada en al tercera jornada del Abierto Británico de Golf, que concluye el lunes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Paul Dunne, el mejor aficionado de esta edición del Abierto Británico.

El joven aficionado irlandés Paul Dunne dio la campanada en la tercera jornada del Abierto británico de golf, que concluirá el lunes en el histórico recorrido escocés de Saint Andrews, al situarse en el liderato junto con el sudafricano Louis Oosthuizen y el australiano Jason Day.

Con una tercera vuelta de 66 golpes y un acumulado de 204 (12 abajo), Dunne, que terminó este año sus estudios en la Universidad de Alabama, se marcó el récord de puntuación de un aficionado en la tercera jornada, cosechado en Saint Andrews en 1960 (67), y destrozado el de puntuación en las tres primeras rondas, logrado por Iain Pyman en 1993 (210).

"Me sentí como en casa. En cada golpe que daba me alentaba el público y me han mantenido animado durante toda la ronda", dijo agradecido Dunne, que compartió partido con el colíder Oosthuizen, ganador de la última edición del Open británico en Saint Andrews en 2010.

Nada menos que cinco aficionados de los seis que empezaron han pasaron el corte, y otro de ellos, el estadounidense Jordan Niebrugge (-9), también tiene opciones a la victoria durante la última ronda, que se disputará en lunes debido a los retrasos causados por las fuertes lluvias y el viento.

"No veo por qué no. Soy perfectamente capaz de conseguir el resultado necesario", dijo Paul Dunne acerca de los comentarios del estadounidense Jordan Spieth sobre la posible victoria de un aficionado en un grande.

Spieth, ganador del Masters de Augusta y el Abierto de Estados Unidos, los dos primeros grandes de este año, empezó finalmente a demostrar la calidad de su juego y se anotó siete 'birdies' para quedarse a un golpe de los líderes.

Mientras un grupo plurinacional de más de una docena de jugadores, compuesto por irlandeses, sudafricanos, irlandeses, australianos y un español escalaban posiciones y se metían a menos de cuatro golpes de los líderes, el estadounidense Dustin Johnson, líder de la jornada anterior, terminó la ronda con tres desastrosos 'bogeys' y a tres golpes de Dunne, Oosthuizen y Day.

"Era el favorito al principio de la semana y creo que continuará siéndolo si sigue jugando como hasta ahora", dijo después de acabar a ocho golpes de la cabeza su compatriota Phil Michelson, antes de la debacle de Johnson.

Dustin Johnson aspira a tomarse la revancha del Abierto de Estados Unidos, que perdió en el último hoyo contra Spieth hace unas semanas. Si se cumplen los pronósticos de mal tiempo para la tarde del lunes, su caída en la clasificación podría favorecerle.

"Habrá gente que saque resultados bajos durante la mañana y los líderes tendrán que hacer 'birdies' por la tarde", ha pronosticado Jordan Spieth, que aspira a hacer historia conquistando los cuatro grandes, el gran slam, en 2015.

El aficionado Paul Dunne también se puede sumar a los anales del Open británico, que terminará en lunes por segunda vez en su historia, y en el que no gana un aficionado desde la tercera victoria de Bobby Jones en 1926. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados