Rally Dakar

El actor de Nueve Reinas que no va al Dakar

Gustavo Bassi, un piloto argentino que corrió en tres ediciones del rally, sufrió un accidente con su motocicleta y debió ser operado; además, hace escenas de riesgo y participó en la película de Ricardo Darín

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gustavo Bassi en una edición anterior del Rally Dakar. Foto: La Nación / GDA

Gustavo Bassi sabe de golpes, en el sentido más amplio de la palabra. El piloto argentino, de 39 años, volvió a sufrir un fuerte accidente arriba de su motocicleta con serias consecuencias. Fue intervenido por una fractura de fémur. Otra carpeta más en el historial clínico del hombre de Pergamino, que enero se fracturó la rodilla en la segunda etapa del Dakar: debieron operarlo de los ligamentos cruzados y del lateral interno. Bassi cierra hospitalizado un año que lo inició en la misma indeseable condición.

Esta vez no pudo ni siquiera largar. Se convirtió, de todos modos, en el primer participante inscripto en abandonar la competencia, a tres días del inicio. Volvía de Arrecifes a Pergamino por los sinuosos caminos rurales que recorrerá el Dakar y un montículo de tierra alteró sus planes. Debió ser rescatado con ayuda de los bomberos voluntarios y personal del Hospital Municipal de Arrecifes.

Durante todo el año analizó si era oportuno inscribirse en la edición 2016 del rally, que comienza el sábado. El primer semestre lo empleó para recuperarse del accidente y la segunda mitad, para fortalecer el cuerpo y la cabeza, para mentalizarse en emprender una nueva aventura. Quien también se prepara es su madre. "Mi vieja siempre corta clavos antes de cada competencia, es el sufrimiento típico de una mama", le comentó el piloto a canchallena.com. "Ahora me encuentro bien, con mucho dolor, a la espera de la intervención", sostuvo, desde el hospital en Capital Federal.

"Uno sabe a lo que se expone, pero no quiere pensarlo. Sabemos que es un riesgo por eso es preferible no pensar a veces", afirma Bassi, que en 2012 juró nunca más correr un Dakar cuando en Fiambalá se le incendió la moto. "Ese día me di la mano con un amigo y dije 'nunca más, esto es debut y despedida' ". Pero su pasión fue más fuerte: en 2013 pudo finalizar el recorrido del Dakar y lo festejó con un asado multitudinario: 10 vaquillonas con cuero en el parque Municipal en Pergamino para 7000 personas, un evento que aún todos recuerdan en la ciudad. También allí avisó que era el punto final.

Pero, tras el faltazo en 2014 por escaso presupuesto, volvió en 2015. No vio una curva pronunciada y su rodilla se llevó la peor parte. "En el Dakar vas como por una conrnisa, vas tensionado. Para qué corro el el rally es una pregunta que me hago bastante seguido", reconoce Bassi, que la semana pasada jugó junto a su amigo Marcos Di Palma en el programa de TV "Escape Perfecto".

El piloto trabaja también como doble de riesgo y conoce de estudios de televisión. Participó con su motocicleta en un comercial de Shakira, hace muchos años, en el que una moto debía bajar por las escaleras de un subte y también tuvo una aparición peligrosa en el programa "La noche del 10", conducido por Diego Maradona. Sin embargo, el robo de las estampillas a Ricardo Darín en la película "Nueve Reinas", con la modalidad moto-chorro, es hasta ahora su papel estelar.

Bassi ya conoce lo que es atravesar enero hospitalizado. Seguramente en febrero comience a pensar en el Dakar 2017. Tiene un año para recuperarse y una tenacidad indomable. El riesgo, los golpes y el Dakar, asuntos cotidianos para él.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)