ATLETISMO

Acá también hay proceso

Uruguay obtuvo tres medallas en su debut en el Iberoamericano de Perú

Lorena Aires. La uruguaya ganó ayer la medalla de plata en salto alto con 1,81 metros.
Lorena Aires. La uruguaya ganó ayer la medalla de plata en salto alto con 1,81 metros. Foto: TALÍA VARGAS/FEDEPEATLE.

Apostar a la calidad y no tanto a la cantidad. Esa fue la premisa de la Confederación Atlética del Uruguay (CAU) a la hora de designar su delegación para el Iberoamericano que se está disputando en Trujillo, Perú.

Es que en Río de Janeiro 2016, la Celeste tuvo a 11 deportistas logrando seis medallas: tres de oro, una de plata y dos de bronce.

En esta oportunidad, Uruguay está representado en tierras incaicas con cinco atletas, aunque eran seis en principio, pero Andrés Silva decidió no participar preservando su salud ya que no está en condiciones de competir.

Y ayer comenzó la odisea uruguaya con el pie derecho. Lorena Aires, la primera en salir a escena, se quedó con la medalla de plata en la prueba de salto alto con una marca de 1,81 metros quedando detrás de la colombiana María Fernanda Murillo (1,84).

Aires había sido quinta en Río 2016 con un registro de 1,75 metros y sigue demostrando su crecimiento.

Es que este año viene siendo de muy buenas campañas para la uruguaya que el 10 de marzo hizo el récord nacional con 1,83 metros en el Grand Prix Darwin Piñeyrúa.

A pesar de no haber tenido la actuación esperada en los Juegos Odesur, se reivindicó en el Ibero y ayer peleó por el oro ante la colombiana, pero se quedó con la plata.

Otra de las grandes abanderadas de este proceso de formación de atletas de la CAU es María Pía Fernández, quien volvió a demostrar su jerarquía en el Iberoamericano.

Con un tiempo de 4’18”65, la uruguaya ganó la medalla de plata en los 1.500 metros, prueba en la que en Río 2016 fue bronce y en la que también obtuvo el segundo lugar en los Juegos Odesur de Cochabamba en junio.

María Pía volvió a demostrar su gran momento y hoy tendrá una nueva oportunidad de cosechar otro éxito en la prueba de los 3.000 metros.

Por otra parte, Eduardo Gregorio también compitió ayer en los 1.500 metros pero de la rama masculina quedando en el undécimo lugar con una marca de 3’56”75.

El último uruguayo en competir en la jornada del sábado fue Emiliano Lasa, quien llegó a Trujillo saliendo de una recuperación tras una lesión en el tendón de Aquiles y también dejó sentado su momento actual logrando la medalla de bronce en el Ibero.

Lasa hizo un salto de 7,79 metros quedando por detrás del peruano José Luis Mandros (7,87) y el chileno Daniel Pineda (7,81).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º