MARCA PERSONAL

Un entrenador se hizo viral por criticar las actitudes de los padres fuera de la cancha

Frank Martin es entrenador del equipo de básquetbol en la Universidad de Carolina del Sur, en Estados Unidos. En las últimas horas se hizo viral una conferencia de prensa en la que el coach critica fuertemente la actitud de los padres frente a sus hijos cuando los acompañan a los partidos.

Frank Martin en conferencia de prensa. Foto: La Nación
Frank Martin en conferencia de prensa. Foto: La Nación

El técnico norteamericano explicó que cuando acude a presenciar los partidos de sus hijos no grita ni insulta desde las tribunas, así como tampoco intenta entrenar a sus hijos. "Me quedo sentado en la tribuna y no digo una sola palabra. Si alguno viene y me pregunta algo, le digo que le consulten a su entrenador. Eso sí, estoy allí para ayudarlos si les faltan el respeto", sostuvo.

No sólo apuntó contra los gritos y las presiones que los padres ponen en sus hijos a la hora de hacer deporte. También cargó contra aquellos que insultan y degradan a los árbitros. "Son gente que cobran muy poco, lo sé porque lo hice. ¿De verdad creen que a los árbitros les importa qué equipo gana?", se pregunta con vehemencia.

También defendió a los entrenadores de los equipos juveniles. "Le dedican buena parte del domingo a sus hijos. La mayoría de ellos sin ni siquiera cobrar dinero", agregó.

La charla de Martin, completa:

"Ya sé cómo va esto. Puede que sea el entrenador más histérico que hayan visto cuando mi equipo está jugando. Pero si voy a ver jugar a mis hijos, no digo ni 'mu'. Con todo el respeto para los padres, probablemente sé más sobre baloncesto que la gran mayoría de ellos. Pero me quedo sentado en la grada y no digo ni una palabra.

Pongamos que hay dos personas arbitrando un partido de chicos de 8 o 9 años, un domingo por la mañana. ¿Cuánto pueden estar ganando? ¿20 dólares por partido? Yo lo hacía también. Cobraba unos 12 dólares por partidos de menores de 12 años. 15 con chicos de menos de 15. 17 con los de preparatoria. Así que un domingo por la mañana esas personas, en vez de estar en la Iglesia, están ahí intentando ganar un par de dólares para pagar sus facturas, alimentar a su familia, ¿De verdad creen que les importa que equipo gana? ¿De verdad creen que están en el sillón de su casa diciendo 'estoy deseando arbitrar ese partido mañana, no puedo esperar a humillar a ese chico de 10 años delante de todo el mundo'? ¿En serio?

No le digo a mis hijos cómo tienen que jugar. ¿Saben lo que les digo? Les digo '¿por qué me preguntan a mí? Yo no los entreno. Hablen con su entrenador. Y no lo critiquen delante de mí porque entonces ya no van a jugar al básquet. ¿No entienden por qué no jugaron mejor? hablen con él. No soy su entrenador, soy su padre. ¿Alguien te falta el respeto? bueno, entonces aquí estoy. ¿Fracasan? bueno, voy a ayudarlos a levantarse. Pero no vengan a hablar de entrenamiento. No voy a criticar a una persona que está intentando ayudarlos.

¿Creen que ganan algo entrenando a los chicos? ¿Hay alguien que está dedicando su tiempo libre en un domingo, casi gratis, para ayudar a los hijos de otras personas y vamos a tener a los adultos en las tribunas gritando obscenidades a los árbitros, criticando cada decisión del entrenador, gritando a los chicos. ¡Que tienen 10 años! Como si fueran LeBron James o Dwyane Wade jugando las Finales de la NBA"

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)