NATACIÓN

Katie Ledecky no era imbatible

La juventud de la principal promesa estadounidense fue superada por la experiencia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Natación

Más allá de su récord mundial y de las siete medallas consecutivas en Mundiales, en los 200 libre la italiana Federica Pellegrini pasará a la historia de la natación como la primera nadadora que ha batido en una prueba individual a Katie Ledecky, algo que ha ocurrido en la pasada jornada en el Duna Arena de Budapest.

Pellegrini, de 29 años, una nadadora que parecía enfilar su ocaso tras quedarse fuera del podio en los Juegos Olímpicos de Río, ha demostrado su calidad en una carrera modélica, en la que firmó un 50 final al alcance de casi nadie.

Pero en una carrera liderada hasta los 150 por la australiana Emma McKeon, el último largo de Pellegrini fue memorable. Lo nadó en 28.82 para llevarse su cuarta medalla de oro en esta prueba, en la que no se ha bajado del podio desde que lo pisó por primera vez en 2005. La plata la compartieron McKeon y Ledecky.

Hasta entonces, Ledecky solo había dejado de ganar una medalla de oro en una gran competición internacional, aunque fue en el 4x100 libre en los Juegos de Río de Janeiro.

Pellegrini y Ledecky escenifican el paso del tiempo. Cuando Federica ganó su primera medalla (Atenas 2004), Katie tenía siete años. Cuando Pellegrini batió el récord mundial que aún perdura, Ledecky tenía 12.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error