JUEGOS OLÍMPICOS

Se viene un duelo con mucho morbo

Alemania venció a Nigeria y se metió en la final por el oro olímpicos, donde enfrentará a Brasil y se "revivirá" el duelo del 7 a 1 del Mundial 2014

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: EFE

Alemania disputará con el Brasil de Neymar la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Río 2016 al imponerse 2-0 a Nigeria este miércoles en las semifinales, una suerte de revancha para el "scratch" en su deseo de sanar la dolorosa herida que le dejó el 7-1.

Lukas Klostermann, a los 9 minutos, y Nils Petersen, a los 89, marcaron para la 'Mannschaft' olímpica, que parece haber encontrado en Brasil las huellas del seleccionado de Joachim Löw después de un inicio con discretos empates ante México y Corea del Sur en la primera fase.

Brasil, que goleó 6-0 a Honduras en el mítico Maracaná con una actuación brillante de su ídolo y capitán, persigue afanosamente la inédita presea dorada para saldar la humillante deuda del Mundial 2014 y que desde entonces se convirtió en el causante de sus fracasos en dos Copas América.

Honduras y Nigeria, por su parte, lucharán por la medalla de bronce el sábado en Belo Horizonte.

Alemania se encontró muy rápido con el gol cuando Klostermann marcó libre de marca en el área pequeña, llegando a espaldas de la defensa para aprovechar un servicio de Maximilian Meyer que se cruzó de palo a palo para que conectara el defensor sobre la raya.

Más organizada en el campo y con una mejor distribución de la pelota, la teutona olímpica fue sometiendo con el paso de los minutos a las 'Águilas Verdes', que poco hicieron en la primera parte y no crearon peligro en la inicial.

Nigeria, que llegó a semifinales después de quitarse de encima a una fría Dinamarca en los cuartos y ganar el Grupo B por encima de Suecia,

Japón y Colombia -con la que perdió-, intentó una tímida reacción en la segunda parte, pero insuficiente para inquietar a la zaga alemana.

Ni John Obi Mikel, sin socios en la mitad, ni los veloces Imoh Ezekiel, Aminu Umar y Sadiq Umar tuvieron espacios para llegar con propiedad al arco de Horn. Nigeria lucía entregada y en cada ataque alemán sufría para evacuar el peligro.

Era cuestión de minutos que el arco nigeriano volviera a caer porque Alemania había apurado el paso sobre el final, después de una pausa para frenar el desordenado ímpetu de los africanos por encontrar el empate.

Y así fue como llegó el 2-0 con Selke, que sobre el palo derecho empujó una pelota servida por Peteresen en un contragolpe que tomó muy mal parada a la zaga de las 'Águilas'.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)