Río 2016

Pelé apunta al pebetero

Pelé, una de las máximas figuras del deporte brasileño, es uno de los grandes candidatos para encender el pebetero el 5 de agosto en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos 2016.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pelé con la antorcha olímpica en el camino hacia la ceremonia inaugural. Foto: AFP

El ex astro del fútbol brasileño y mundial Pelé aspira a convertir su último gol, simbólicamente hablando claro, y es coronar el sueño de encender el pebetero olímpico en los Juegos de Río.

A diez días de la ceremonia inaugural en el estadio Maracaná, "O Rei" dijo que "sería más que feliz si esto sucediese. Sería como un regalo de Dios si mis condiciones de salud me permiten estar presente ese día".

Como en cada edición de los Juegos, la identidad del último estafeta en portar la antorcha olímpica se mantiene en el más absoluto secreto, aunque fuentes del Comité Organizador anticiparon que "Pelé tendrá un rol importante en la ceremonia".

Su fama internacional convierte a Edson Arantes do Nascimento en el gran candidato, pero sus 75 años, sus recientes problemas de salud y la cantidad de postulantes no permiten confirmar aún que su sueño puede hacerse realidad.

Es más, una encuesta recientemente publicada por "O Globo" confirmó que el preferido del público brasileño para encender el pebetero es el ex tenista Gustavo Kuerten, tres veces campeón en Roland Garros y ex número uno del ranking ATP.

"Guga" acaparó el 36,8 por cientos de las preferencias, aventajando al campeón olímpico de vela Robert Scheidt (15,15 por ciento) y al ex basquetbolista Oscar Schmidt, que disputó cinco Juegos Olímpicos.

Incluso el maratonista Vanderlei Lima, que pasó a la historia en los de Atenas 2004 al ser bloqueado por un fanático desequilibrado cuando se encaminaba al oro, obtuvo un 12,15 por ciento de las preferencias, superando a Pelé.

"O Rei" acaparó apenas el 11,16 por ciento de los votos en la encuesta de "O Globo", pero es el favorito en las casas de apuestas, aún cuando jamás participó de un Juego Olímpico con la "canarinha", con la que ganó tres Copas del Mundo.

"En mis tiempos, los profesionales no podíamos participar de los Juegos", recordó a modo de descargo Pelé, que impulsó la candidatura de la "Cidade Maravilhosa" y lloró cuando resultó electa como sede.

Como Pelé, el tantas veces laureado fútbol brasileño tiene también una deuda olímpica, que no es otra que lograr un oro inédito que arañó en Londres 2012, al ser derrotado en la final del torneo por México.

Una espina que intentará sacarse ahora como anfitrión y con Neymar como estandarte, luego de que el astro del Barcelona decidió privilegiar su participación en estos Juegos por sobre la Copa América del Centenario, a la que no concurrió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)