VIDEO

Pasado que condena

Argentina estaba obligada a ganar, pero igualó 1 a 1 y se despidió en la fase de grupos.

Gerónimo Rulli, tras el final del partido, caminó llorando hacia la tribuna a abrazarse con su familia. Mientras tanto algunos de sus compañeros vagaban por la cancha buscando una respuesta. Argentina quedó afuera de los Juegos Olímpicos en fútbol masculino y los protagonistas lo sufrieron.

Ayer, tras empatar 1-1 ante Honduras gracias a un gol en el último minuto, la albiceleste se despidió de los Juegos Olímpicos con los mismos puntos que su rival pero que se quedó con el segundo puesto por diferencia de goles.

Portugal, ya clasificada y sin grandes sacrificios también empató 1-1 ante Argelia y se quedó con el grupo D.

Argentina decepcionó, no caben dudas, ya que quedó eliminada en una fase de grupos tras 42 años, ya que la última había sido en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964. Pero la desprolijidad con la que llegó esta selección a los Juegos de Río y la crisis por la que pasa la Asociación del Fútbol Argentino también pesan en la mochila que cargó el plantel.

La AFA era un castillo de naipes y faltaba un solo golpe para que se derrumbe. Julio Grondona, presidente durante años, era uno de los pesados en los casos de corrupción de FIFA. La gestión de Luis Segura, su sucesor, tampoco fue buena y la Asociación era investigada por problemas.

Sin presidente (las elecciones no se podían fijar), la derrota en la final de la Copa América Centenario y la renuncia de Lionel Messi fueron los golpes finales.

Gerardo Martino, que iba a dirigir el seleccionado olímpico, renunció. La FIFA colocó un Comité Normalizador en AFA para poner la casa en orden y ellos eligieron a Julio Olarticoechea como el bombero que debía apagar un poco del incendio.

La tarea para el “Vasco” no era sencilla, ya que ante tal caos en AFA muchos clubes se negaron a prestar sus jugadores a la selección.
La albiceleste, con buen potencial para este torneo, comenzó a verse disminuida. Incluso en un momento, ante la negativa de tantos jugadores, se especuló con que la selección podía dar un paso al costado y renunciar a los Juegos Olímpicos.

Pero no fue así. Con jugadores del medio local y pocas estrellas internacionales (Rulli, Calleri, Correa) llegaron a los Juegos a “dar la cara” según argumentan algunos medios argentinos.

Es cierto que no son completamente inocentes y que Argentina generó muy poco en este torneo. El rival más fuerte, Portugal, la golpeó en los momentos justos y le ganó bien en el debut.

Llegó el turno de levantar cabeza en la segunda fecha y lo logró ante Argelia, aunque igual quedaron dudas. Ganó con un poco de suerte y llegó dependiendo de si misma al cierre ante Honduras pero no pudo.

Generó poco, falló un penal y metió el de la honra y el empate en la hora.
Afuera, sí, pero quizás por todas estas razones es que Olarticoechea tras el partido no se lamentó y lo primero que soltó frente al micrófono fue: “Siento orgullo de estos chicos que ahora están llorando”.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)