JUEGOS OLÍMPICOS 2016

El odiado Brasil se enderezó, goleó a Honduras y es finalista

Venció por 6-0 en semifinales y se reconcilió con el público.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Récord. Tan solo 15 segundos necesitó Neymar para anotar el gol olímpico más rápido. Foto: AFP

Conducido brillantemente por Neymar, Brasil comenzó a acariciar la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Río 2016 al golear 6-0 a Honduras.

Neymar, a los 15 segundos y a los 90, Gabriel Jesús (26 y 35), Marquinhos (51) y Luan (79) marcaron los goles de la seleçao, triple medallista de plata en Londres 2012, Seúl 1988 y Los Ángeles 1984.

Brasil pretende saldar la humillante deuda del Mundial 2014 con la obtención del único título que le falta en su palmarés, una especie de bálsamo para aliviar la herida que le dejó aquel 7-1 ante Alemania en semifinales y que ha sido el causante de sus recientes fracasos. Y mejor ocasión que esta no puede tener, pues los germanos serán precisamente sus rivales por el oro olímpico, luego de haber vencido 2-0 a Nigeria en la otra semifinal.

Gol récord.

Mejor no pudo ser el inicio del partido para Brasil. Un regalo de Johnny Palacios apenas se movió la pelota le sacó a la verdeamarela olímpica toda la presión que soportaba.

Neymar aprovechó para —a los 15 segundos de juego y luego de interceptar una pelota que el central pensaba rechazar largo— quedar cara a cara con el golero Luis López y marcar el 1-0.

Explosión de emoción en el Maracaná y récord por el gol más rápido en la historia del fútbol olímpico, superando los 30 segundos del hondureño Alberth Elis en Río 2016 ante Portugal y del mexicano Oribe Peralta en Londres 2012.

Vendaval.

El 1-0 destrozó los planes del visitante, que se vio obligado a adelantar sus líneas en procura del empate, pero se encontró a un Brasil iluminado, guiado con el talento de su astro y a Gabriel Jesús renovando su idilio con el gol. La nueva joya del City de Guardiola perforó la red bicolor a los 26 y 35 minutos.

Con el partido en el bolsillo, el desarrollo de la segunda mitad fue una fiel copia de la inicial, con Brasil dueño absoluto de la pelota y las situaciones de gol, mientras que Honduras sufría en defensa y no encontraba el camino.

Pero Brasil quería más y lo castigó a los 51 con un tanto de Marquinhos, que recibió libre de marca en el área pequeña a la salida de un tiro de esquina para apenas empujarla.

Si el partido ya estaba liquidado para la H con su pésimo primer tiempo, el 4-0 terminó de enterrarla. El Maracaná era un carnaval y quería más. Luan lo complació a los 79 culminando una linda maniobra colectiva y luego Neymar, de penal, a los 90.

Brasil quedó a 90 minutos de su primer oro olímpico, ovacionado en el Maracaná después de su decepcionante arranque en los Juegos y convencido de que el jogo bonito es el camino de regreso al éxito internacional.

El rival en la definición será Alemania, que a segunda hora venció a Nigeria por 2-0 con goles de Lukas Klosterman y Nils Petersen. Los brasileños llegan con sed de revancha y los germanos de su propio Maracanazo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)