JUEGOS OLÍMPICOS

Murray le cortó la ilusión a "Delpo"

El británico venció al argentino en la final olímpica del tenis masculino y se quedó con la medalla de oro, tras imponerse en cuatro sets, por 7-5, 4-6, 6-2 y 7-5.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: EFE

Andy Murray volvió a hacer historia para el tenis británico pero también para el tenis mundial.

El dos del mundo se colgó la medalla dorada de Rio de Janeiro luego de épico partido, en el que derrotó 7-5, 4-6, 6-2, 7-5, a Juan Martín del Potro luego de cuatro horas de una final tremenda, que dejó sentados al borde de la silla a quienes aman el tenis y a quienes se asomaron gracias a los Juegos Olímpicos.

Sólo para hacerse una idea de lo que fue este encuentro, en la definición del cuarto set, el argentino levantó primero cinco break points en el décimo game pero quebró el británico. Murray en el juego siguiente levantó dos breaks en contra para pasar 6-5, y Del Potro tuvo chance de estirar a tie break, luego levantó un match point, pero sucumbió en el segundo.

Memorable final entre dos tenistas que tienen en común entrar a la historia, pero no sólo por estos Juegos.

Nunca un tenista en la historia olímpica había retenido una medalla dorada. Si bien es cierto que el tenis estuvo ausente entre 1968 y 1984, cuando volvió como exhibición, y efectivamente desde 1988 en Seúl, nadie había logrado algo así.

Murray, favorito cantado desde que el propio tandilense derrotó de entrada a Novak Djokovic, se suma a John Pulus Boland, Hugh Lawrence Doherty, Beals Wright y Josia Rictchie, monarcas británicos dorados en 1896, 1900, 1904 y 1908, cuando el tenis era cuestión anglosajona casi exclusivamente.

Incluso Ritchie lo había ganado, igual que Murray, en unos Juegos disputados en Londres.

La historia de "Delpo"

El tandilense también hace historia en este deporte y en su país. Es el cuarto argentino en ganar dos medallas olímpicas, pero además, el único en tenis.

Es que en la final de Rio, uno iba al menos a subir su status (del Potro si ganaba) y otro podía mantenerlo o bajar.

Dos medallistas de Londres definieron en las canchas duras de Brasil, y un dato interesante es que Murray nunca antes había jugado tenis profesionalmente en ese país, por que debutó con victoria y se va invicto en individuales.

También parece ser historia que hace 14 meses del Potro mostraba en sus redes sociales una foto mostrando tres dedos, saliendo de su tercera operación de muñeca.

Sin entrenador oficial, con apenas 21 partidos jugados en el año antes de Río (y media docena de dobles), el argentino pudo estar no sólo a la altura del desafío, sino que quedó apenas corto de su cometido. Cuando se bajó del avión dijo “vengo por el oro”, y todos lo miraron con sorpresa. Máxime cuando el sorteo le puso primero a Nole.

Se sacó de encima al uno y al tres del torneo, jugó casi ocho horas en 24, y estuvo hasta que le dio el aliento frente a frente con uno de los mejores tenistas del momento.

Con 45-6 de racha en el año, que le dieron tres títulos (Wimbledon incluido), el rodaje era absolutamente diferente.

En todo caso el tenis da revancha y en setiembre, en Glasgow, estarán nuevamente frente a frente, en semifinales de la Davis, donde otra vez Murray defiende el título.

En la estadística histórica, "Delpo" es, junto a Andy Murray y Fernando González, parte del único triplete que ha ganado dos medallas individuales en la historia de este deporte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)