JUEGOS OLÍMPICOS 2016

El heredero: Príncipe de la velocidad

El canadiense Andre De Grasse se perfila para ser el sucesor de Usain Bolt.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Apunta a la plata. Sin Gatlin en carrera, De Grasse es favorito al segundo escalón del podio

A punto de cumplir los 29 años —lo que ocurrirá este domingo— y luego de ganar la prueba reina de los 100 metros, Usain Bolt anunció que los de Río de Janeiro serán sus últimos Juegos Olímpicos. La velocidad tendrá vacante el trono en Tokio 2020, sobre todo porque quien ha sido su gran rival en la última década también afronta sus últimas carreras.

El estadounidense Justin Gatlin ya tiene 34 años y también tiene más cerca el retiro que la línea de meta. Entonces hay que comenzar a mirar quiénes pueden ser los herederos de estos reyes de la velocidad. Y la pista del estadio olímpico Engenhão mostró que un canadiense de 21 años llamado Andre De Grassi tiene todas las condiciones como para transformarse en el sucesor de Bolt.

Nacido en Ontario el 10 de noviembre de 1994, aún no había cumplido dos años cuando Donovan Bailey ganó la última medalla olímpica en velocidad. En Atlanta 1996, el jamaiquino nacionalizado canadiense impuso su sprint para ganar el oro con récord del mundo (9.84) incluido. Desde entonces, ningún otro canadiense se había subido al podio de los 100 metros hasta que llegó De Grasse.

El joven sorprendió al sacar el bronce en Río de Janeiro y se postula ahora para hacerle fuerza a Usain en la final de 200 metros que se disputará esta noche (22.30), con la sorpresiva ausencia de Gatlin, quien no clasificó.

Último campeón panamericano de los 100 y 200 metros, De Grasse confirmó su postulación como enemigo para hoy al hacer el mejor tiempo de clasificación en las series preliminares. Lo confirmó anoche, al ser el escolta de Usain Bolt en la segunda serie semifinal: 19.78 contra 19.80.

Sin embargo, más allá de cómo le vaya esta noche cuando en la lucha por las medallas enfrente al rayo jamaiquino, lo importante es empezar a tener en cuenta el nombre de este canadiense, quien se perfila para ser el príncipe de la velocidad.

Thompson se quedó con los 100.

La jamaiquina Elaine Thompson, campeona olímpica de 100 metros, completó el doblete de la velocidad con una victoria por una décima sobre la campeona del mundo, la holandesa Dafne Schippers, que no pudo reducir un solo centímetro la ventaja que la nueva campeona le había tomado en la curva.

Schippers venía de conseguir en casa el título europeo y aspiraba a emular a su legendaria compatriota Fanny Blankers-Koen, que obtuvo el título olímpico hace 68 años, pero volvió a toparse con una jamaiquina en gran forma que recogió el testigo de su compatriota Shelly-Ann Fraser-Pryce como doble campeona olímpica del sprint. La ausencia de la defensora del título no significaba una pérdida irreparable para Jamaica porque allí estaba Thompson,

que salió de la curva con una ligera ventaja y la mantuvo hasta el final en una recta sin concesiones para vencer con 21.78, justo por una décima.

LOS AUSENTES.

Gatlin - Quedó a tres centésimas.

Gran sorpresa se produjo en la tercera y última serie semifinal, donde participaba el estadounidense Justin Gatlin, plata en los 100 metros y favorito a ganar el heat. Sin embargo entró tercero por detrás del vencedor, el panameño Edward Alonso (20.07) y del holandés Martina Churandy (20.10). Gatlin puso 20.13 y el medalla de plata en el Mundial de Pekín 2015 no tendrá medalla en Río.

Blake - Quedó muy lejos.

Yohan Blake pintaba, a los 26 años, como gran esperanza para suceder a Usain Bolt una vez que éste se retire. Medalla de plata en los 100 metros de Londres 2012, fue cuarto en los de Río y había conseguido el tercer mejor tiempo en las series clasificatorios para 200 metros. Sin embargo, en la semifinal 3 terminó sexto (20.37) y no accedió a la final, por lo cual no podrá defender la medalla de plata de Londres.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)