JJ.OO.

Un casamiento olímpico

Marjorie Enya e Isadora Cerullo protagonizaron un emotivo momento en la premiación del seven femenino.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Captura

En el regreso del rugby a los Juegos Olímpicos tras 92 años, una imagen de la premiación en el seven femenino se llevó la mayor ovación: en Deodoro, la voluntaria Marjorie Enya y la jugadora brasileña Isadora Cerullo fueron protagonistas de la primera proposición de matrimonio pública de Río 2016 .

Mark Adams, vocero del Comité Olímpico Internacional (COI), se mostró encantado con la noticia de que Cerullo recibiera una propuesta de matrimonio de su novia en pleno torneo olímpico. Marjorie Enya, que coordina voluntarios en el estadio de Deodoro, le propuso matrimonio después de la ceremonia de entrega de medallas de ese deporte, en el que Brasil quedó noveno de 12 equipos. "Quise mostrarle a la gente que el amor gana", sentenció Enya.

"Es una historia fantástica. No aceptamos la discriminación y esto es motivo de celebración. Es una excelente noticia", dijo Adams. La propuesta llegó después de que jugadores de fútbol del colectivo LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) de numerosos países, incluido Estados Unidos, denunciaran los cánticos homofóbicos de los hinchas brasileños. En Brasil existe el matrimonio entre personas del mismo sexo desde 2013.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)