JUEGOS OLÍMPICOS

Se cansó de nadar y fue dorada en esgrima

Emese Szasz le dio el primer oro a Hungría en espada femenina. La esgrimista se proclamó ayer campeona olímpica tras imponerse en la final a la representante italiana Rossella Fiamingo por un ajustado 15-13 y entregó así a su país su primera medalla de los Juegos de Río 2016.

La húngara sucede en lo más alto del podio a la ucraniana Yana Shemyakina, vencedora del oro olímpico en Londres 2012. La medalla de bronce fue para la esgrimista china Sun Yiwen, que se llevó el premio de consolación al ganar también 15-13 a la francesa Lauren Rembi.

Szasz, que nació en Budapest hace 33 años, ya había ganando la medalla de plata en el Campeonato Mundial de 2010. Inició arrancó su carrera deportiva como nadadora, pero se cansó de las piscinas y como no se consideraba apta para los deportes con pelota, optó por el esgrima.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)