REMO

Bruno Cetraro y Felipe Klüver regresaron a Uruguay tras hacer historia en Tokio 2020

El vuelo que traía a los remeros que conquistaron el Diploma Olímpico en el doble par peso ligero se demoró por la niebla.

Bruno Cetraro y Felipe Klüver en su llegada a Montevideo. Foto: Francisco Flores.
Bruno Cetraro y Felipe Klüver en su llegada a Montevideo. Foto: Francisco Flores.

Bruno Cetraro y Felipe Klüver regresaron a Montevideo tras la histórica participación del remo de Uruguay en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, evento en el que disputaron la final del doble par peso ligero obteniendo el Diploma Olímpico.

Junto al entrenador Osvaldo Borchi y al presidente de la Federación Uruguaya de Remo, Fernando Ucha, la delegación celeste tuvo un importante retraso ya que el vuelo de Iberia que debía aterrizar a las 7:20 de la mañana de este lunes en el Aeropuerto de Carrasco no pudo hacerlo.

Bruno Cetraro y Felipe Klüver junto a Leandro Rodas y Eric Seawright. Foto: Francisco Flores.
Bruno Cetraro y Felipe Klüver junto a Leandro Rodas y Eric Seawright. Foto: Francisco Flores.

Es que la niebla complicó los aterrizajes en Montevideo y el avión tuvo que ir hacia Buenos Aires, donde permaneció durante más de cuatro horas para luego, ya sobre el mediodía, salir nuevamente a territorio uruguayo.

“Estamos muertos. Fue un viaje eterno, pero estamos contentos de estar en Uruguay nuevamente y poder compartir esto con nuestra familia y amigos”, dijo Bruno Cetraro luego de reencontrarse con sus seres queridos en la terminal aérea.

Felipe Klüver pisó Montevideo, donde lo esperaban sus familiares para luego trasladarse de inmediato a Mercedes, su ciudad natal: “Hace un montón que no estoy allá y después que terminamos de competir estaba deseando llegar para estar con mi familia y amigos”, contó el remero de 21 años.

Bruno Cetraro en la llegada a Montevideo. Foto: Francisco Flores.
Bruno Cetraro en la llegada a Montevideo. Foto: Francisco Flores.

Muchos familiares, algunos amigos y varios curiosos esperaron un montón de horas para la llegada a Montevideo de los remeros uruguayos que hicieron historia en Tokio 2020 consiguiendo un Diploma Olímpico, hecho que los motiva a ir por más: “Ahora vamos a descansar unos días pero ya nos pondremos a pensar en lo que viene porque queremos ir con todo a París 2024”, expresó Cetraro, de 23 años.

Luego de un retraso importante por la niebla, Bruno Cetraro y Felipe Klüver regresaron a Uruguay con la alegría de haber cumplido sus objetivos y con la ilusión de seguir creciendo y cumpliendo metas. La próxima será una nueva clasificación a los Juegos Olímpicos porque el horizonte hoy es París 2024.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados