JUEGOS OLÍMPICOS 2016

Se apaga la llama en RÍo

La fiesta de clausura pretende lavar el alma de todo el mundo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Río de Janeiro

Los Juegos Olímpicos de Río llegarán a su fin esta noche con una fiesta que tendrá como bandera la alegría típica brasileña y un objetivo: "lavar el alma de todo el mundo".

El imponente estadio Maracaná, el mismo que se utilizó en la ceremonia de apertura, será el escenario en el que se apagará la llama olímpica de los primeros Juegos Olímpicos celebrados en Sudamérica y se le entregará la posta a Tokio, ciudad organizadora en 2020.

A la ceremonia no asistirá el presidente interino de Brasil, Michel Temer, quien fue abucheado en la apertura, ni tampoco Pelé, quien también estuvo ausente en la inauguración.

Los Juegos tendrán un cierre que tiene como finalidad "mostrar lo mejor del brasileño: su alegría. Será una fiesta para lavar el alma de todo el mundo: del que trabajó, ganó medallas, del voluntario que se quedó en una esquina orientando a las personas, hasta (Usain) Bolt o (Michael) Phelps", dijo el director de ceremonias del comité organizador de Río 2016, Leonardo Caetano.

Tanto el director como la carnavalera Rosa Magalhaes, encargada del "leimotiv" de la fiesta, dijeron que los detalles son "secretos". Magalhaes solo contó que habrá "una sorpresa", con un elemento que llegará a 20 metros de altura, aún cuando la puerta número cinco del Maracaná, por la cual ingresarán los bailarines, no permite la entrada de objetos con una altura mayor a los cuatro metros y medio. "La puerta número cinco es un gran problema", bromeó la ocho veces vencedora del Campeonato de Escolas de Samba de Río de Janeiro.

Las diferentes delegaciones preparan sus abanderados para el cierre. Emiliano Lasa, el atleta uruguayo mejor ubicado en la historia de los Juegos, llevará la bandera esta noche. La gimnasta Simone Biles, quien con apenas 19 años conquistó cuatro medallas de oro y una de bronce, será el estandarte de la de Estados Unidos.

Río de Janeiro contará con un invitado especial: Tokio hará una presentación especial de ocho minutos. El público del Maracaná, al igual que los televidentes del mundo, podrán disfrutar de una mezcla de tradiciones culturales e innovaciones tecnológicas venidas de Japón. "Queremos agradecer por el apoyo que recibimos luego del tsunami en 2011", comentó Hidemasa Nakamura, director de planificación del espectáculo. "Hablaremos de nuestra tristeza. Y el deporte será luego el centro de la fiesta para celebrar la recuperación".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)