GOLF INTERNACIONAL

El triunfo de Patrick Reed, un jugador odiado por sus colegas

Además de arrogante, es acusado de saltarse las reglas del juego; a él las críticas no parecen importarle

Patrick Reed
Patrick Reed, gran jugador, pero cuestionado por sus actitudes dentro y fuera de la cancha.

El estadounidense Patrick Reed es nuevamente ganador en el PGA Tour, tras cosechar el Farmers Insurance Open, que culminó el domingo en la mítica cancha de Torrey Pines, un campo que recibirá en pocos meses al US Open. Con esta ya son nueve victorias en la gira más prestigiosa del planeta, incluyendo dos World Golf Championships y el Masters de Augusta.

Hasta aquí, todo parecería mostrar la carrera ascendente de un golfista de 30 años con un talento increíble. Lo que pocos conocen es su lado B: en 2015 sus propios colegas lo calificaron como el segundo jugador más “odiado” del circuito. Tiene un carácter muy fuerte y por momentos es engreído, pero por sobre todo lo detestan por su poco apego a las reglas del golf.

El pasado sábado, mientras lideraba el torneo con un juego superlativo tomó una decisión poco prudente al tomar liberación por una supuesta bola enterrada. Sin respetar el protocolo que indica que el jugador debe llamar antes a sus compañeros de juego o a un oficial del día, Reed marcó y levantó su pelota, para luego pedir el aval de un árbitro. Inmediatamente Internet explotó con críticas en su contra.

El anterior episodio había acontecido en el Hero World Challenge en las Bahamas, cuando intencionalmente mejoró su lie en el “waste area”. Lo curioso es que Reed convive sin problemas con toda esa controversia que genera y no afecta su rendimiento. A la fecha, las autoridades del PGA Tour no lo han sancionado.

Durante la ronda final del certamen salió empatado en la punta con el mexicano Carlos Ortiz y seguido de cerca por grandes jugadores como Jon Rahm, Adam Scott y Viktor Hovland, entre otros. Su rendimiento fue impecable y con 68 golpes, uno de los mejores scores del día, acumuló 274 impactos y superó al field por cinco golpes. El segundo lugar fue empatado por cinco jugadores con nueve bajo el par.

Con esta victoria Reed embolsa un cheque de 1:350.000 dólares más, 500 puntos para la Fedex Cup, se mete entre los 10 mejores jugadores del mundo y eleva su confianza pensando en la temporada que comienza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error