INTERNACIONAL

De tal palo: el hijo de Tiger Woods ya es campeón de golf

A los 11 años ganó por amplio margen un torneo infantil en el estado de la Florida

Tiger Woods
Tiger Woods con su hijo Charlie

Charlie Woods, el hijo varón de Tiger Woods, fruto de su matrimonio con la sueca Elin Nordengren, empieza a cosechar sus primeros triunfos en el golf. Con tan solo 11 años, Charlie muestra señales de que podrá seguir los pasos de su padre, para muchos el mejor jugador de todos los tiempos.

El 9 de agosto se disputó en Hammoch Creek Golf Club, en Palm City (a mitad de camino entre Miami y Orlando, en Florida), una nueva fecha del US Kids Golf, un circuito de golf infantil con cientos de participantes. Charlie, que ya ha ganado algunos certámenes, volvió a competir.

Tiger Woods, que últimamente ha jugado pocos certámenes pues se reserva ante sus problemas físicos, estuvo presente y acompañó a su hijo llevándole los palos como lo hacen tantos otros padres.

El pequeño Tigre tuvo un rendimiento superlativo, 33 golpes, tres bajo el par y sin bogeys, para superar por cinco golpes a su más inmediato perseguidor y quedarse con el título.

Por ejemplo, en el hoyo final del recorrido, un par cinco de 400 yardas, el niño logró birdie. También bajó en los hoyos tres y siete, ambos pares cuatro.

Algunos testigos comentaron que el pequeño Woods tiene un talento increíble y que el papel que juega su padre en el juego es perfecto. “Uno podría pensar que Woods estaría dando instrucciones permanentes, pero todo lo contrario. Tiger fue sumamente pasivo durante la ronda de nueve hoyos y en ningún momento le dio instrucciones a su hijo, únicamente se dedicó a acompañar a apoyar a su hijo a lo largo del recorrido”, comentó uno de ellos.

Consultado Woods sobre el rendimiento de su hijo, dijo sentirse muy orgulloso de verlo competir y que siente muchas de las sensaciones que sentía con su padre cuando este lo introdujo al golf.

“Veo en Charlie a un niño que está aprendiendo a jugar, que está entendiendo el juego y que lentamente comienza a hacerme las preguntas correctas. Todo dependerá de cuánto lo quiera, cuánto desee llegar al más alto nivel. Yo desde muy temprana edad lo sentía y siempre disfruté de competir”, aseguró.

“Me hubiese gustado tener su swing”, agregó.

Sin lugar a dudas que Charlie tendrá que aprender a manejar la presión ya que el nivel de expectativas que el mundo del golf puede depositar sobre este niño no serán cuestiones simples de manejar.

A lo largo de la historia varios han sido los casos de hijos de grandes leyendas del deporte que han logrado emular los logros de su padre. Cesare y Paolo Maldini en fútbol, Dell y Stephen Curry en básquet, Keke y Nico Roseberg en la Fórmula 1, por nombrar algunos de los más destacados. El tiempo dirá y como dijo Woods senior, todo dependerá de cuánto lo desee.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error