GOLF

Una nueva cirugía para Tiger Woods

Se operó la rodilla izquierda y espera estar practicando en dos semanas

Tiger Woods. Foto: Archivo.
Woods. Luego de pasar por el quirófano piensa volver a entrenar en dos semanas. Foto: Archivo EP.

Tiger Woods anunció días atrás que la semana anterior se había sometido a otra operación, esta vez no en su espalda sino su rodilla izquierda. La noticia sorprendió al mundo del golf, pues el jugador no había adelantado nada sobre el tema.

El Dr. Vern Colley, quien lo operó, manifestó que espera una recuperación perfecta y que no encontró problemas adicionales a los previstos. Por su parte, Tiger se mostró satisfecho por los resultados de la cirugía y comentó que ya se encuentra caminando y que espera volver a practicar en dos semanas.

La agenda de Woods lo tendrá presente en Japón del 24 al 27 de octubre, en oportunidad del The ZoZo Championship.

Si bien la espalda ha sido su gran problema durante los últimos seis años, esta operación es la quinta a la que se somete Woods en su rodilla izquierda.

La primera fue en 1994, cuando se le removió un tumor benigno; la segunda y tercera fueron artroscopias en 2002 y 2008. Precisamente en 2008 tuvo un total de tres cirugías, ya que después de la primera en abril en mayo le diagnosticaron dos fracturas en la tibia. Un mes después ganaba, en una actuación épica ya que se encontraba prácticamente rengo, su décimocuarto US Open, y cuatro días mas tarde se sometía a otra operación que lo marginó por el resto de la temporada 2008.

Para un jugador que pasó gran parte de su tiempo fuera de las canchas entre 2014 y 2017, período en el cual se sometió a varias operaciones de espalda, Woods venía mostrando un buen estado físico.

Los puntos altos de sus dos últimas temporadas fueron su victoria en el Tour Championship de 2018, que le dio su triunfo número 80 en el PGA Tour, y su triunfo en Augusta, que significó la obtención de su decimoquinto Major, en este 2019.

Durante el resto de la última temporada, Woods registró bastantes altibajos en su rendimiento, pero principalmente siempre se mostró desgastado tras su victoria en el Masters del mes de abril. Su campaña de este año se cerró el 19 de agosto, después de finalizar en el puesto 37 (-7), en el BMW Champioship, por lo cual quedó afuera del torneo final de los play-offs de la FedEx Cup, el Tour Championship. Acostumbrado a estabecer récords, esta vez le tocó una marca negativa: fue el golfista estadounidense que gana un Major que esa misma temporada no logra meterse en la final de la FedEx Cup.

Está claro que a los 43 años su cuerpo ya no es el mismo de cuando era el indiscutido número uno del mundo, por lo cual el desgaste y la cantidad de compromisos que tiene fuera del campo de juego lo llevaron a estar fuera de forma a menudo.

De todos modos, Woods se ubica en el octavo lugar del ranking mundial y con chances de competir en la Presidents Cup, con lo cual protagonizaría el primer caso de un jugador-capitán. Tiene tiempo hasta después del certamen en Japón para tomar su decisión en este sentido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)