GOLF

Marta Penadés renunció a la presidencia del Club de Golf del Uruguay

Complicada situación en la institución, cuyas elecciones están previstas para dentro de cinco meses

Marta Penadés
Marta Penadés

Sintiéndose “dolida y triste”, Marta Penadés renunció el lunes a la presidencia del Club de Golf del Uruguay, señalando graves desencuentros con otros directivos de la institución.

“Cuando uno comienza a perder de manera sistemática todas las decisiones dentro de una comisión directiva, ya se cuestiona para qué sigue al mando”, explicó. “Desde hace meses que tengo un gran desencuentro de objetivos con varios de los directivos actuales. He integrado decenas de comisiones a lo largo de mi carrera y todas ellas se han manejando dentro de los reglamentos, siendo severas pero amigables. Pero algunos integrantes de esta directiva han sacado la guadaña y se han centrado en suspender y cortar cabezas, más que en construir”.


Penadés, la primera mujer en ocupar el cargo, fue elegida por amplio margen en las elecciones del 31 de octubre de 2018, tras una campaña electoral inédita en el club por su dureza. Su presencia abrió grandes expectativas debido a su trayectoria en empresas.

Penadés se quejó sin embargo de que los tiempos para resolver situaciones son “demasiado extensos, poco expeditivos y por ende muy desgastantes”. Y dejó entrever que no se respetaban las garantías del debido proceso ante situaciones de carácter social. 

“Cuando uno comienza a perder de manera sistemática todas las decisiones dentro de una comisión directiva, ya se cuestiona para qué sigue al mando”, explicó. “Desde hace meses que tengo un gran desencuentro de objetivos con varios de los directivos actuales. He integrado decenas de comisiones a lo largo de mi carrera y todas ellas se han manejando dentro de los reglamentos, siendo severas pero amigables. Pero algunos integrantes de esta directiva han sacado la guadaña y se han centrado en suspender y cortar cabezas, más que en construir”.

“La gota que rebasó el vaso fue la situación vivida con un socio de iniciales O.B, a quien se le suspendió por 18 meses en base a conversaciones y comentarios informales, sin dejar que hiciera los descargos correspondientes. Inclusive, no se dio respuesta a los descargos jurídicos presentados por el Dr. Ameglio ni a la presentación de un expresidente del club como Fernando Praderi”, dijo.

“En materia económico financiera la situación del club ya era muy complicada antes de asumir, y ahora, producto de la pandemia, la situación empeora”, añadió. Penadés destacó y valoró los esfuerzos del tesorero, Alejandro Rivero, quien “con gran creatividad está buscando alternativas de financiamiento para cubrir los importantes costos que tiene el club ante la merma considerable en los ingresos”.

“El gran problema es que estamos perdiendo a los socios jóvenes, que serán el futuro de nuestro club”, expresó la presidenta renunciante.

Por último, Penadés quiso dejar un mensaje para las futuras directivas, instándolas al diálogo, que “es siempre necesario”, pero también exhortando a los socios a que voten por “aquellas personas que los representen con dedicación y amor al club y no a los que pretendan ocupar cargos únicamente para sentirse poderosos”.

Para las próximas elecciones en el CGU restan cinco meses; la conducción del club será ejercida hasta entonces por Carlos Manini.

Por último, Penadés quiso dejar un mensaje para las futuras directivas, instándolas al diálogo, que “es siempre necesario”, pero también exhortando a los socios a que voten por “aquellas personas que los representen con dedicación y amor al club y no a los que pretendan ocupar cargos únicamente para sentirse poderosos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error