ESTADOS UNIDOS

Los inesperados beneficios que le trajo la pandemia al golf

El deporte creció en tiempos de COVID-19, al punto que los clubes recibieron solo en el país norteamericano 75 millones más de rondas que en 2020.

Golf
Aire libre y distancia, combo para jugar en grupo.

La pandemia por la que el mundo atraviesa ha tenido un impacto positivo en el golf debido a sus características, permitiéndole a las personas practicar deporte al aire libre sin la necesidad de tener contacto con otro individuo.

En el 2020 los gimnasios, cines, museos y salas de conciertos cerraron en el mundo entero. Sin embargo, en el caso del golf -que ha tenido dificultades para reclutar nuevos golfistas en los últimos años- ha logrado enriquecerse en este contexto recibiendo millones de nuevos jugadores alrededor del mundo. El interés por el golf creció exponencialmente el pasado año a medida que los atletas ociosos buscaban jugar al aire libre, con distanciamiento seguro.

De junio a diciembre del año pasado las rondas de golf en Estados Unidos aumentaron en 75 millones en comparación con el mismo periodo de 2019; una suba del 27%.

Esto significó un gran número de nuevos jugadores que están haciendo crecer el deporte en todo el mundo. Ahora el desafío será retenerlos y lograr sostener el crecimiento. En Estados Unidos la gran inversión en terrenos y campos de golf públicos han logrado hacer muy accesible este deporte.

Los new golfers abarcan toda la gama: desde familias que juegan juntas, a mujeres de todas las edades y golfistas cuyo viejo equipo los delata. Su llegada durante la pandemia obligó a los campos de golf a adoptar una forma de operar más rápida, informal y tecnológica que muchos en la cima de la jerarquía del golf ven con optimismo como parte de un cambio cultural en curso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error