GOLF INTERNACIONAL

Harris English ganó en la PGA luego de un interminable playoff

Venció a Kramer Hickok en el octavo hoyo extra para ganar el PGA Travelers Championship

Harris English
Harris English con su trofeo al término del torneo, ya en el atardecer del domingo.

En uno de los desempates más largos de la historia del PGA Tour, el golfista estadounidense Harris English se impuso el pasado domingo a su compatriota Kramer Hickok en un playoff de ocho hoyos para conquistar el PGA Travelers Championship.

El mexicano Abraham Ancer terminó en el cuarto lugar a dos golpes de los estadounidenses.

La victoria en el TPC River Highlands de Cromwell (estado de Connecticut) se decidió en un emocionante desempate que se extendió por ocho hoyos e igualó así el segundo más largo de la historia.

El único desempate más prolongado fue el del Motor City Open, allá por 1949, que tuvo que detenerse cuando se fue la luz natural, por lo cual se proclamó a ambos competidores, Cary Middlecoff y Lloyd Mangrum, como co-campeones del torneo.

Este domingo, los finalistas terminaron sus siete primeros hoyos en par antes de que English embocara un putt de seis metros para birdie en el octavo y de esa manera consagrarse campeón.

“Ha sido increíble”, dijo el ganador. “Los aficionados nos han mantenido en el juego. Me quito el sombrero ante Kramer. ¡Qué competidor!”.

“Fue una gran experiencia. Los aficionados son siempre increíbles aquí. Me alegro de haberles dado un buen espectáculo”, dijo English, número 19 del mundo, que logró el cuarto título de su carrera.

“Fue una batalla muy dura”, coincidió Hickok. English jugó duro. Luchó mucho. Hubo momentos en los que le puse en un aprieto, él me puso en un aprieto, y salió airoso y es un verdadero campeón”, dijo.

“Ha sido un privilegio. Voy a aprovechar esto para seguir adelante en mi carrera y espero aprender mucho de ello”, afirmó el número 331 del ranking mundial, que buscaba su primer título de PGA.

English, que sumó una última ronda de 65 golpes, y Hickok, que firmó 67, terminaron con un acumulado de 267 golpes, uno por encima del australiano Marc Leishman y dos de Abraham Ancer.

El mexicano, que sigue a la caza de su primer título en el PGA Tour, acabó con una última tarjeta de 65 golpes y satisfecho de su rendimiento en esta semana, que comenzó con molestias físicas. Ancer, de 30 años, entró en segundo lugar en cuatro torneos del PGA desde 2019 y el año pasado llegó a coliderar el Masters de Augusta tras las dos primeras rondas.

El español Jon Rahm, flamante nuevo número uno mundial y ganador la semana pasada del Abierto de Estados Unidos, no participó en el PGA Travelers.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error