AUSENCIAS

Las estrellas del golf le dan la espalda a los Juegos Olímpicos

Razones económicas y de calendario explican el desinterés por la competencia

García
El español Sergio García prefiere la Copa Davis a los Juegos Olímpicos.

Tuvieron que pasar 112 años para que el golf volviera a ser un deporte olímpico. Fue justamente en Río 2016 el regreso de este deporte bajo los aros olímpicos. Lamentablemente y producto del virus del Zika, muchas de las estrellas mundiales decidieron no participar, lo que evidentemente redujo el nivel y el atractivo de la competición, que tuvo al británico Justin Rose como ganador.

Producto de esa conducta se abrió el debate: ¿son los JJ.OO importantes para los golfistas de élite? Si nos guiamos por las acciones de las principales estrellas del planeta, la respuesta es que no es una prioridad. Si bien el oro olímpico es algo que para cualquier deportista significa mucho, para un golfista ganar cualquiera de los cuatro torneos majors representa muchísimo más. Los golfistas, a diferencia de otros atletas no se preparan para los Juegos, sino que por el contrario esta competencia se entromete en un calendario plagado de torneos y de millones de dólares. Por ello, muchas de las figuras máximas del golf no consideran su participación.

Para los Juegos de Tokio 2020 el número 2 del mundo, Dustin Johnson, no será de la partida. Tampoco el australiano Adam Scott, el español Sergio Garcia ni el sudafricano Louis Oosthuizen, entre otros. Johnson alegó que su prioridad es el PGA Tour, García, por su parte, dijo que su objetivo principal es la Copa Ryder, el desafío que enfrenta a Europa contra Estados Unidos.

Un caso diferente es el de los jugadores asiáticos. La gran figura de estos Juegos será el local Hideki Matsuyama, flamante campeón del Masters de Augusta. También debe destacarse que los coreanos, Sung Jae Im y Si Woo Kim, ambos ganadores en el PGA Tour, no participarán del último Major de la temporada (el Open Championship) para prepararse de la mejor manera para los Juegos. En países asiáticos, ganar una medalla de oro olímpica sí es comparable con un campeonato grande del golf.

Está claro que el económico es un factor determinante. Los mejores jugadores ya son muy adinerados y no necesitan de una victoria olímpica para engrosar sus patrimonios. Por más fría que parezca ésta afirmación, es un factor que entra dentro de la ecuación.

Sin lugar a dudas que tendrán que pasar varios Juegos Olímpicos para que el golf sea considerado por los golfistas profesionales como una prioridad. También habrá que esperar mucho para el PGA Tour y la USGA ajusten sus calendarios de manera de facilitar la presencia de estos jugadores en los Juegos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error