EMERGENCIA SANITARIA

En Estados Unidos los aficionados se cuelan a los clubes para poder jugar

Algunos estados permiten la práctica de este deporte pero en otros todavía no se autorizó

Jugador de golf
Los aficionados se arriesgan para poder jugar.

Es sabido el fanatismo que el golf provoca en sus jugadores, por ejemplo, que no logran contener a los aficionados que quieren volver a jugar.

Si bien en algunos estados los clubes de golf ya han abierto sus puertas, en otras partes mantienen sus canchas cerradas. Eso determinó que en esos sitios los golfistas se “colaran” a diferentes campos para poder jugar unos hoyos.

El periodista David Segal, de The New York Times, visitó algunos campos. En el Westchester CC conversó con aficionados que no estaban siguiendo las recomendaciones de las autoridades. Uno de ellos comentó: “Creo que es seguro. Estamos caminando al aire libre, tomando un poco de aire fresco”. Otro admitió: “Mi esposa no está muy contenta de que esté acá, ella se preocupa más que yo”.

Lo cierto es que en el noreste de Estados Unidos están lidiando con los llamados “golfistas renegados” que se rehúsan a dejar de jugar. En el estado de Nueva York la policía debió forzar a más de 300 jugadores a volver a sus casas.

Dada la presión de los golfistas, el gobernador Andrew Cuomo se vio obligado a permitir la reapertura de varios campos pero con un estricto protocolo de seguridad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error