DESPEDIDA A DOS FIGURAS

Dos duras pérdidas sufrió el golf uruguayo en los últimos días

Fallecieron Benjamín Benítez, joven promesa, y Roberto Rodríguez, un puntal en el Cantegril Country Club

Benjamín Benítez
Benjamín Benítez, una joven vida truncada.

En las últimas horas fallecieron dos baluartes del golf uruguayo, Benjamín Benítez y Roberto Rodríguez, noticias que provocaron conmoción en el ambiente del deporte.

Benjamín, joven promesa del deporte, de apenas 25 años de edad, murió el viernes luego de recibir varios disparos en Montevideo. Llegó a ser uno de los principales exponentes juveniles de nuestro país y participó en la edición 45 del Campeonato Sudamericano Juvenil en 2012 en Bolivia. El equipo celeste finalizó entonces en la sexta posición en la rama masculina. Ese mismo año había representado a la Asociación Uruguaya de Golf en el Campeonato Internacional de Menores en Lima. En septiembre del mismo año Benítez se consagró campeón nacional Interclubes por un amplio margen representando al Club de Golf del Uruguay junto a Nicholas Teuten, Juan Álvarez y Nicolás Tribucio.

El 2016 fue otro gran año para el talentoso golfista, destacado por su gran juego alrededor del green. En marzo de ese año y siendo aficionado, Benítez ganó la Copa José Esmoris, ganándole a todos los profesionales de la región. Fue sin duda uno de los puntos más altos de su carrera. En octubre de 2016 logró disputar el Roberto de Vicenzo Punta del Este Open, torneo correspondiente al PGA Tour Latinoamérica, el torneo más importante que haya jugado.

Durante la jornada de ayer también falleció Roberto Rodríguez, de 55 años, debido a un cáncer que padecía hacía ya varios meses. Desde los ocho años Roberto trabajó en el Cantegril Country Club, cumpliendo múltiples funciones: fue caddy, integró el equipo dedicado al mantenimiento de la cancha, cumplió funciones en el driving range, hacía reparaciones de palos y en el último tiempo era el starter del club, siempre atendiendo a todos los golfistas con una sonrisa y su característico optimismo.

Querido por socios y empleados de Cantegril, Rodríguez una huella imborrable en la institución. Además era un gran jugador, con un talento innato, que llegó a culminar segundo en la copa Jose Esmoris de Profesionales en 2015.

Desde la redacción de Albatros News para Ovación, queremos hacerles llegar el más sentido pésame a las familias de los fallecidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error