FÚTBOL

Los Zorros Suárez: Miguel y sus hijos Damián y Mathías 

No cualquiera tiene dos hijos jugando en el fútbol europeo, es el caso de Miguel, cuyo hijo  mayor lleva ocho temporadas en España y el menor actúa en Francia

Zorritos
Zorros. Mathías, Miguel y Damián Suárez. Foto: FrancIsco Flores.

"No, nunca me lo imaginé”, respondió Miguel Suárez ante la pregunta de si alguna vez, cuando llevaba a sus hijos al baby fútbol, había pensado que iban a terminar los dos jugando en Europa. Damián, el mayor, lleva ya ocho temporadas en el fútbol español, donde pasó por Sporting de Gijón, Elche y Getafe. Mientras que Mathías, que acaba de cumplir 23 años, lleva unos meses en el Montpellier francés.

“Cuando son niños uno busca que hagan deporte y se diviertan. En casa siempre había una pelota. Las condiciones las tenían innatas y luego fueron apareciendo”, explicó Miguel, el verdadero y original “Zorro” porque de él heredaron Damián y Mathías el apodo.

“Cuando le salió el pase a Damián fue una gran alegría, un gran orgullo. Porque uno quiere que les vaya bien en la vida y en el fútbol. Cuando se fue Damián fue un sueño logrado para todos”, agregó Miguel, que jugó al fútbol, pero en cuadros de barrio. En su familia eran ocho hermanos y no había quien lo llevara a practicar como hicieron él y su esposa Perla con sus dos hijos. Era volante por izquierda o punta y zurdo. Sus hijos salieron defensas y derechos.

Damián empezó a jugar en el Huracán Villegas y luego pasó al Alumni. Pero a los once años ya estaba en la escuelita de fútbol de Defensor Sporting, con el profesor César Santos. “Uno se agarraba rabietas con el profe por su manera de ser, hasta estuve sin hablarle, pero después, con el tiempo te das cuenta que no sólo los estaba formando como futbolistas sino como personas. Y que el trabajo que él hacía daba sus frutos”, reconoció Miguel sobre los inicios de su hijo mayor. Mathías no tardó en seguir los pasos de su hermano. Arrancó en Alumni y llegó luego a Defensor Sporting.

Cuando sus hijos eran chicos, Miguel trabajaba en una fábrica de escobas, pero hoy lo hace con el empresario Gerardo Arias. El “Boca” es el representante de sus hijos.

MADRE PATRIA. “Me pasaron muchas cosas en estos ocho años. Fueron experiencias diferentes. El primer año en Sporting de Gijón descendimos y el club no contaba conmigo”, contó Damián sobre su primera temporada en el fútbol español, en el club asturiano con el que rescindió contrato para irse al Elche, donde estuvo tres temporadas logrando el ascenso. Cuando terminó su contrato con el club de Alicante pasó a Getafe que le ofreció un vínculo por cuatro años.

“Me tocó vivir en tres lugares muy bonitos. Gijón es muy lindo, pero llueve mucho. No me fue como esperaba y eso influye, pero la gente es muy amable y todavía tengo amigos ahí. Y Elche es una ciudad muy bonita. Alicante es una zona de playa y calor seco. Ahora estoy en la capital, donde tenés todo y siempre hay algo para hacer con las niñas. Se disfruta mucho”, relató Damián sobre Martina y Cayetana ambas fruto de su amor con Fabiana. La mayor es uruguaya pero se fue al mes de haber nacido para la madre patria y la menor nació en Alicante.

Damián
Damián. El mayor de los Zorros en el Getafe de España.

Damián siente que ha crecido mucho futbolísticamente en los ocho años que lleva en España. “Vas agarrando experiencia y ritmo, porque el ritmo es muy diferente al del fútbol uruguayo. Y por suerte me tocó estar con gente que me ayudó muchísimo y a la que le estoy muy agradecido. Como Sebastián Eguren en el primer año en Gijón y hay un argentino, Óscar Trejo, que hoy está en Rayo Vallecano, con quien sigo siendo amigo. Ellos me ayudaron a seguir cuando las cosas no salían y a crecer”, explicó el mayor de los hermanos, quien mucho se alegró cuando el menor también pasó al fútbol europeo.

“Es como decía mi viejo recién, es un orgullo para la familia ver a mi hermano también en Europa. Primero lo fue verlo en la selección que es lo que todo jugador sueña. Él lo pudo conseguir y tiene que seguir por ese camino. Creciendo”, afirmó Damián sobre Mathías, quien tras haber integrado varias selecciones juveniles fue convocado por Tabárez a la selección mayor para dos amistosos, frente a Francia y Brasil en noviembre del año pasado. En ambos juegos fue titular y no decepcionó.

A Damián, que integró varias selecciones juveniles celestes, jugó un Mundial Sub 17 y uno Sub 20, le hubiera gustado llegar a la mayor. “Es el sueño de todos los jugadores, pero por algo no se dan las cosas. A veces hay que estar en el momento justo. Pero yo sigo trabajando en el Getafe donde estoy muy contento”, aseguró.

Mientras tanto Mathías contínua estando en contacto con algunos de los futbolistas de la selección. “Dos por tres hablo con ellos, sobre todo con los que tienen mi edad, como Lucas Torreira y Maxi Gómez”.

FRANCÉS. “Yo tenía el sueño de jugar en Europa y se me cumplió. Al principio fue un poco difícil por el idioma más que nada, pero Facundo Píriz que es el otro uruguayo del equipo, me ayudó mucho”, dijo el “Zorrito”, quien estuvo tomando algunas clases de francés, pero le resulta bastante difícil. “Por ahora sólo sé algunas palabras”, admitió riendo.

El fútbol con que se encontró en Francia a donde llegó en enero pasado, es muy diferente a lo que estaba acostumbrado en Defensor Sporting. “Es muy distinto. Es mucho de ida y vuelta con un ritmo impresionante. Al principio me costó un poco, pero con la ayuda de los compañeros se me hizo mucho más fácil”, relató Mathías quien viajó con su pareja, Eliana y eso facilitó las cosas.

“Ella es un sostén para mí, me ha ayudado en todo. Estoy muy feliz por estar con ella”.

Francia
En Francia. Mathías Suárez jugando en el Monpellier del país galo.

VIOLETAS. En estos días de vacaciones en Montevideo, los dos hermanos estuvieron entrenando en Defensor Sporting. Para Damián fue regresar al club donde se formó y donde pasó doce años de su vida. Y para Mathías fue reencontrarse con sus compañeros de hace unos meses.

“Fue un lindo momento. Yo me fui hace poco y están todos ahí. Fue lindo volver a verlos, yo he pasado muchas malas, pero también buenas en el club y se recuerdan siempre esos compañeros. Me preguntaron muchas cosas, todas las que te puedas imaginar. Fue hermoso volver a estar con ellos”, dijo el menor de los Zorros.

“Yo hacía bastante que no volvía. Primero quiero agradecerle al cuerpo técnico del ‘Nacho’ Risso que me dejó entrenar con el grupo. Lo mismo que a Nicolás Olivera y a Andrés Fleurquin. Ya quedan sólo dos o tres conocidos míos, nada más. Hay una camada nueva, muchos jugadores juveniles. Pero fue muy lindo, siempre lo es volver al club que es como mi casa. Yo me siento como en casa cada vez que voy, sobretodo por cómo me tratan todos”, reconoció Damián quien hoy viajaba de regreso a España.

Mathías lo hizo ayer. Pero ambos se fueron con las baterías bien cargadas por el reencuentro con sus afectos. “Me fui hace poco, pero se extraña mucho porque estaba acostumbrado a estar siempre en familia y con amigos. Estuve un mes y pocos días y pude disfrutar bastante”, dijo Mathías.

“Es bueno reencontrarse con los afectos, con la gente que siempre está, en las buenas y malas. Nos comunicamos por mensaje, pero no es lo mismo. Volver a casa, comer un asado, conversar dos o tres horas recordando los viejos tiempos con los amigos recarga las pilas”, reconoció el mayor.

“Mamá es mamá”, agregó Damián sobre Perla, quien también fue clave en el crecimiento de sus hijos.

“Se extraña el amor que ella nos daba día a día. Es una madre ejemplar. Le estamos muy agradecidos a ella y a papá porque nos dieron todo lo que pudieron darnos”, coincidió Mathías. “Se extrañan todas las comidas de mamá, pero lo clásico son las milanesas con puré. Eliana se defiende bien en la cocina, pero como las milanesas de mamá no hay”, finalizó el Zorrito.

getafe

Azulón: Damián y una banda uruguaya

Damián llegó a Getafe en la temporada 2015-2016 y no tardó en convertirse en una voz importante en el vestuario y en ídolo de la afición. “El apoyo de los hinchas es un plus, estoy muy agradecido me hacen sentir muy cómodo, como en mi casa. Soy un azulón más. A veces podré jugar bien, a veces mal pero siempre trato de dejar todo en el campo para el bien del equipo. Y creo que me lo reconocen”.
Damián integra la banda uruguaya del club madrileño junto a Leandro Cabrera, Mauro Arambarri, Sebastián Cristóforo y Mathías Olivera.
Además hoy tiene a su hermano Mathías a una hora y media de avión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)