VIOLENCIA EN EL CLÁSICO

Para Wilmar Valdez, fue “la tarde más triste del fútbol”

“Lo que es claro es que están pasando cosas que no pueden pasar, ya desde hace mucho tiempo. Y estamos llegando a un límite. Veremos como se logra solucionar esto para terminar el campeonato", dijo el presidente de la AUF.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los incidentes en la Ámsterdam y los alrededores del estadio Centenario en el Peñarol - Nacional. Foto: Marcelo Bonjour - El País.

El presidente de la AUF, Wilmar Valdez, fue le último en salir, junto a Jorge Casales, de la Mesa Ejecutiva, del vestuario de los árbitros, donde se acababa de suspender el clásico.

“Se podrán imaginar que esta fue una de las tarde más tristes para el fútbol”. Esas fueron sus primeras palabras, rodeado de micrófonos y celulares.

“Los órganos correspondientes de la Asociación son los que decidirán qué pasa con este partido. La policía fue la que tomó la decisión de suspender el partido, debido a que por la gravedad de lo que estaba pasando era imposible jugar el partido. El jefe de policía en persona se lo comunicó a los árbitros y estos en consecuencia tomaron la decisión en base a la recomendación del Ministerio del Interior”, explicó Valdez.

Consultado sobre si estaban las condiciones para que finalizara el Campeonato Uruguayo Especial, el presidente de la AUF, dijo que prefería no responder en caliente. “Lo que es claro es que están pasando cosas que no pueden pasar, ya desde hace mucho tiempo. Y estamos llegando a un límite. Veremos como se logra solucionar esto para terminar el campeonato. Se verá con los diferentes órganos de la Asociación y con todos los clubes también. Porque el campeonato es de los clubes, habrá que ver que deciden junto a la Mesa Ejecutiva”, agregó Valdez.

“Todos esto está pasando en un estadio de fútbol, pero evidentemente es un tema de la sociedad. Como todos sabemos hay elementos externos que están impidiendo el disfrute del fútbol. Hoy fue claro, bastó ver una tribuna de la familia, como es la Olímpica, que costó habilitarla, pero al final se habilitó, y se habían vendido sólo 500 entradas. Es una señal clara de que la gente que quiere venir a ver el fútbol de verdad, no viene por cosas como las que pasaron hoy en la tribuna Amsterdam”, enfatizó el presidente.

Con respecto a si iba a llamar a una asamblea de clubes, reiteró que la decisión la tenían que tomar los órganos competentes de la AUF. “Todo tiene que ajustarse a derecho”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados