ENTREVISTA

Wilmar Valdez: "Estos jugadores piensan en el bien mayor"

La tranquilidad que reina en el Complejo Celeste no condice con el ritmo de vida que lleva el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF). "Perdón por la demora, pero se alargó la reunión", explica apenas entra a la sala de conferencias.De traje gris, pero con camisa celeste, se acomoda rápidamente e indica que está listo para que se prenda el grabador.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Wilmar Valdez

—La AUF recuperó la independencia, al menos a nivel de derechos. ¿Se siente aliviado?

—Vamos a aclarar algo: en el Uruguay somos muy de etiquetar o titular algo. Yo soy más de analizar los contenidos y lo que me parece es que el título de esto es que la AUF tiene una gran oportunidad a partir del vencimiento de un contrato que le impedía explotar los derechos y sus productos, porque legalmente había un contrato suscrito y vigente con la empresa Tenfield, pero hoy es otro el escenario. Se abre un montón de oportunidades, las cuales somos responsables de explotar lo mejor posible y de que eso se transforme y se convierta en un futuro no muy lejano en la posibilidad de hacer una transformación en la AUF y el fútbol nuestro.

—¿Cuál es el plan a partir de ahora?

—Primero, tiene que haber un plan de estabilización económica de la AUF, porque sin dudas que la AUF es una institución que ha pasado por muchas vicisitudes económicas a través de su historia, pero en los últimos tiempos se ha agravado por temas de público conocimiento y porque también no se podía proyectar con determinados ingresos que hoy sí va a tener. Después, es evidente que hay dos objetivos fundamentales: 1) comenzar a mejorar la infraestructura nuestra en el Uruguay. Creemos que en ese aspecto el país se ha quedado muy atrás ni siquiera comparándolo con los principales países de Europa, sino con países sudamericanos. 2) El fútbol uruguayo debe tener una meta fundamental: seguir apostando a la formación de futbolistas. Pese a ser un mercado tan pequeño, Uruguay se ha transformado en un gran exportador de jugadores por más que también tiene el aspecto negativo de que no los disfrutamos tanto. Sin embargo, tiene el aspecto positivo que son los ingresos económicos para los clubes y que además nos permite estar fuertes a nivel de proceso de selecciones, tanto en las juveniles como en la mayor. Para eso creo que hay un buen trabajo realizado por los clubes y mismo por la selección, pero con más recursos también se puede generar un entorno y condiciones mejores que lleven a beneficios económicos mejores no solamente para la selección, sino para todos los clubes en general.

—¿Cómo se para en medio del conflicto jugadores vs. Tenfield?

—Es una situación especial. No digo que no genere otras preocupaciones, pero en definitiva cada uno pelea por sus derechos y posición. Nosotros como Consejo Ejecutivo y gobierno en este momento lo que pensamos siempre es defender el interés institucional, el de la AUF, porque en definitiva la AUF es la organizadora de todo el fútbol. Todos los actores, a pesar de sus diferentes visiones, convergen en la AUF. En ese marco, lógicamente, cualquier situación de conflicto de los actores que ahí albergan uno lo mira con preocupación y lo que uno pueda hacer para acercar o ayudar a recomponer una relación, estamos dispuestos a hacerlo.

—A partir de ahora la AUF (no Tenfield ni Puma ni cualquier otra empresa) para utilizar la imagen de cada futbolista de la selección, ¿le tiene que pedir exclusivamente ese derecho a cada jugador?

—No voy a entrar en el tema legal porque hay diferentes visiones al respecto. La imagen colectiva es de la AUF, porque en definitiva es la representación nacional del país. Después ahí hay un tema legal en el que hay muchos espacios o puntos en el que pueden colidir un interés individual con el colectivo.

—Pero imagino que no es lo mismo vender un banner o una estática a que Suárez y Cavani entrenen con un sponsor en el pecho…

—Claro que es importante. Por eso ya desde hace mucho tiempo entablamos una relación y una negociación con los futbolistas. Es muy importante para la selección compartir y tener un camino común, siempre buscando los mayores ingresos para el fútbol.

—Usted reconoció el interés que le manifestaron algunas empresas por patrocinar a la selección. Esas empresas, ¿se acercan teniendo en cuenta la imagen de los jugadores o sin ella?

—Este tema lo estamos trabajando profesionalmente. Estamos evaluando qué empresa va a llevar a cabo este estudio de valor, precio y estrategia de comercialización para luego sí realmente completar los contratos. Más allá de que tenemos cierta expectativa por alcanzar determinada cifra como la de los cinco millones anuales que venimos manejando, todavía no lo sabemos y lo vamos a hacer en forma profesional porque el tema realmente es importante y así lo amerita.

—¿Es optimista respecto a este tema? ¿Cree que van a poder resolver esas diferencias?

—Siempre soy optimista. Yo lo he dicho y lo vuelvo a reiterar… a lo que está pasando le veo características de normalidad. Si bien aparece como un conflicto es también por la historia de los últimos 20 años. Sin entrar a discutir qué está bien y qué está mal. Simplemente es una realidad que hasta hace poco no lo discutíamos porque ni siquiera teníamos la posibilidad de discutirlo. Lo verdaderamente importante de esto es que estamos discutiendo porque tenemos la oportunidad y esa oportunidad genera conflicto de intereses y distintas posiciones. Cada uno quiere defender lo suyo según su pensamiento. No hay que dramatizar… Sí hay que tomar todos estos temas con mucha responsabilidad y tratar de trabajar día a día para llegar a una mejor solución posible.

—¿Cómo tomó el apoyo de los jugadores cuando en diciembre tambaleaba la continuidad del Ejecutivo?

—Más allá de que algunas veces discrepamos, lo que rescato es que siempre hemos tenido una relación de confianza y muy franca para decirnos las cosas. Eso es muy importante cuando tenés que transitar temas que no son fáciles.

—La sensación es que caminan de la mano hacia un mismo objetivo.

—Creo que eso es bueno para el fútbol. Hemos tenido matices, pero compartimos la mayoría de las cosas.

—Que un jugador como Suárez salga a bancar el Ejecutivo y manifieste que no van a reconocer a ningún otro ante un posible golpe de Estado, es importante. ¿Qué le genera?

—Por supuesto. Eso lo valoro y lo aprecio porque sé que es un bien para el fútbol independientemente de que esté yo u otra persona en este cargo.

—¿No se siente del lado de los jugadores en esta disputa?

—(Piensa) Yo me paro como un dirigente de fútbol que tiene una gran responsabilidad y que tiene que estar muy calmo a la hora de tomar decisiones porque son épocas importantes. Estamos en un momento definitorio para nuestro fútbol. Con los jugadores hemos tenido muchas charlas y no es algo que venga de ahora. Recuerdo una en Arabia, varias en las Copas América y en distintas concentraciones. Lo que rescato es que son futbolistas que no tienen por qué pensar en el bien general. En este mundo que es muy egoísta y cada uno hace la suya, y donde la mayoría de ellos están muy bien económicamente, estos jugadores piensan en el bien mayor. Siempre han manifestado un concepto general de nuestro fútbol. Hay gente que dice que no es así y que es por otra cosa, pero en las charlas que he tenido con ellos eso no le he percibido. Además, su compromiso con la selección lo demuestran en la cancha con su actitud, ya sea ganando, empatando o perdiendo. Para la representatividad de un país, tener jugadores de esta naturaleza es lo mejor que nos puede pasar.

EJECUTIVO.

"Ya hemos hablado con Edgar Welker".

"Después de la renuncia de Rafael (Fernández), que hizo un gran trabajo y le dio un gran aporte al fútbol y a la vida institucional de la AUF, el Ejecutivo debía completarse y en ese aspecto fue importante el apoyo de la mayoría de la Asamblea. Con Rafael ya hacía mucho tiempo que estábamos trabajando y por supuesto que había un conocimiento personal, pero esto es como un equipo de fútbol… por ahí estás acostumbrado a jugar de determinada manera con uno, pero luego tiene que entrar otro. Lo importante de esto es que están creadas las condiciones para que el Ejecutivo siga con sus proyectos y objetivos. Ya hemos hablado con Edgar Welker. Seguramente nos iremos acomodando todos a una nueva etapa de trabajo", explicó. "Tanto nosotros como los dirigentes de Peñarol manifestaron que lo importante era llegar a consensos, colaborar y aportar para un mejoramiento del fútbol general. En eso coincidimos y por eso también la integración de Welker es importante", añadió.

LA POLÉMICA.

El caso Molina y la oferta que no llegó: "fue un show mediático".

"Fue un show mediático que hasta el día de hoy estoy por entender por qué pasó, pero no dejó absolutamente nada en virtud que se descartó plenamente porque no era una propuesta seria. Si hubiera sido seria, hubiera llegado por escrito y como corresponde. Esto fue simplemente una persona que apareció y que hasta el día de hoy no entiendo qué pretendía conseguir", reconoció el presidente sobre la oferta que nunca llegó a concretarse de la empresa Euromericas Sport por parte de Gerardo Molina. Asimismo, Valdez fue claro y desmintió las versiones que indicaban que recibió al CEO de la firma por pedido de los jugadores: "Simplemente fue una persona que se comunicó con nosotros y lo atendimos como si mañana viniera otro por otro tema. No le podemos cerrar las puertas a nadie. Si vos venís planteándome un negocio que puede ser beneficioso para la AUF, te recibo y si me sirve, te pediré las garantías suficientes. Lo que sí generó esto (la propuesta de Molina) fue un clima mediático no querido por nosotros, sino por el propio interesado".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)