AUF

Welker: "Para Valdez, el periodista es el autor intelectual" de la extorsión ahora denunciada

El expresidente de la AUF reveló el último diálogo que mantuvo con el renunciante dirigente y destacó que lo encontró fuerte: "Ya no es aquel hombre derrotado anímicamente; tiene ganas de dar batalla, está enojado".

Edgar Welker baja las escaleras de la AUF. Foto: Gerardo Pérez / El País
Edgar Welker baja las escaleras de la AUF. Foto: Gerardo Pérez / El País

Edgar Welker reveló que en la última conversación que mantuvo con Wilmar Valdez encontró a una persona más fuerte, dispuesta a luchar contra el plan que se montó para terminar extorsionándolo. Según indicó Welker, Valdez está convencido que el periodista Julio Rios fue el "autor intelectual" de los hechos que terminaron originando su renuncia a las elecciones de la AUF y a la propia presidencia del organismo.

En diálogo con 100% Deporte (Sport 890), Welker confirmó, como había anunciado a Ovación, que los audios que generaron la dimisión de Wilmar Valdez terminaron siendo fundamentales para motivar una acción firme de la Conmebol contra la AUF.

Según Welker, Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol, primero le avisó que si la ministra María Julia Muñoz seguía amenazando o quisiera actuar de la manera que lo había manifestado (con injerencia del Estado dentro de la política del fútbol), la suspensión de la afiliación de la AUF sería inmediata.

Aunque el tema se apaciguó, Welker insistió que los audios "fueron determinantes". En ese sentido, subrayó: "ya la semana anterior me había dicho que era una vergüenza, que la FIFA volvía a poner los ojos en la Conmebol. Se le notaba muy molesto. Antes que nosotros, además, estuvo reunido con Wilmar Valdez y cuando entramos se notaba cierto malestar".

Si bien Welker no sabe cuál fue el tenor de la conversación que mantuvieron Valdez y Domínguez, contó que al expresidente de la AUF lo
encontró "bastante mejorado de la última vez que lo había visto en mi casa".

Allí recordó que Valdez "era un hombre derrotado anímicamente", mientras que ahora lo observó "con ganas de dar batalla, enojado. Me explicó al detalle lo que vivió en esa semana, que no se va a olvidar más en su vida, y tal vez arrepentido de haber actuado en caliente. Él entiende –así me lo dijo- que fue sujeto a una extorsión para que el resultado fuera justamente éste, el de bajarse de la candidatura. Algo que fue premeditado, claramente".

Welker siguió adelante en su narración del diálogo mantenido con Valdez: "Me recordaba lo que fue esa semana y que hay un periodista involucrado, claramente, que le hizo reportajes anteriores a mostrar los audios. Reportajes que él mismo en su momento valoró, me dijo: ‘que bien me trató en ambos reportajes’. Valdez cree que en realidad le estaban haciendo una cama, y así fue. El día que lo citaron a la casa del periodista le dijeron: ‘mirá, acá tengo una bomba atómica. ¿Qué hacemos con esto?’. Escuchó parte de algunos audios, pidió que no le hicieran escuchar más y le dijeron que tenían unos 20 audios más. Valdez me dijo: "ahí mismo, shoqueado, empecé a tomar decisiones que no fueron las mejores. Entre ellas acordé a hacer dos entrevistas, una en un programa de televisión y al día siguiente en el programa radial del periodista. Fueron reportajes acordados y, lamentablemente, fíjate si estaría en estado de shock que ni negocié que me dieran los audios".

Cuando se lo consultó a Welker si los hechos narrados sobre la participación del periodista Julio Ríos eran todas palabras de Valdez, Welker indicó: "Son palabras de Valdez, no mías. Con los acuerdos quiso evitar que tomara estado público. Acá la Justicia es la que tendrá que investigar que sucedió con todo esto. Lo vi con ánimo de dar lucha".

Interrogado sobre lo que piensa Valdez del papel de Arturo Del Campo, Welker dijo: "Que es parte de toda esta situación, pero que el día de la reunión no lo notó a Del Campo como sí observó al periodista, para Valdez sin duda el periodista es el autor intelectual de todo esto. Y estas  son palabras de Valdez. Sería un atrevido que yo dijera esto porque no lo viví".

Igualmente, Welker remarcó: "No me sorprendió para nada, porque el domingo que estuvo en mi casa ya nos había advertido de todo esto, lo que sí me tomó por sorpresa fue que diera esas entrevistas (posteriores a los audios)".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º