EN EL parque VIERA

Wanderers y un inicio que es prometedor

El equipo bohemio ganó bien, aunque se complicó en el complemento por la roja. 

Wanderers - Boston River
Golazo. Todos los bohemios saludan a Federico Barrandeguy, que marcó un golazo desde 25 metros con un zapatazo. FOTO: Francisco Flores. 

Riolfo, “Nacho” González, Pastorini, Albarracín. Todos jugadores de buen pie que, si se conectan entre sí, son capaces de generar cosas interesantes para el bohemio. Fue lo que pasó este domingo en el primer tiempo con los primeros tres (Albarracín entró en el complemento). Más aún si Castro es capaz de gravitar con su velocidad -el “Chino” Rivero no estuvo por lesión- y si el mediocampo (al que le faltó “Pancho” Ginella y Araújo por estar con la selección Sub 20 en España) tiene una buena tarde, como sucedió principalmente con Noy.

Si bien Boston River presentó un equipo con varios suplentes y siete cambios respecto al que le ganó a Banfield por la Sudamericana, no hay que desmerecer los buenos circuitos de juego que generó el bohemio en los iniciales 45’, en una cancha muy pesada.

Primero Barrandeguy con un golazo desde 25 metros, y después Castro terminando una notable jugada colectiva con un cabezazo, le dieron la ventaja a Wanderers, que tuvo en los pies del propio Castro la posibilidad de liquidar el juego, pero definió mal un mano a mano con el arquero Falcón.

El equipo de Espinel mejoró ostensiblemente la magra producción que tuvo en el primer semestre respecto al volumen del juego, mostró buenas intenciones y algunas veces hilvanó buenas jugadas. Aunque Pastorini -de muy buenas actuación- muchas veces baja unos metros a tomar contacto con la pelota por su naturaleza de juego y el albinegro se queda sin peso en el área para concluir las jugadas.

En el segundo tiempo el partido cambió y Boston River estuvo cerca de la igualdad.

Tras un error en la entrega de Colombino, Coelho se fue de cara al gol, Gularte lo bajó y Ferreyra le mostró la segunda amarilla. Wanderers no sólo se quedó con 10 sino que también de esa jugada, tras un rebote, llegó el gol de Gallego.

De ahí en más fueron los mejores momentos de la visita, que con un cabezazo de Araújo y una buena jugada individual de Coelho acariciaron el empate. Los bohemios retrocedieron mucho en el campo de juego -una falla que vienen arrastrando del primer semestre- y se quedaron sin juego con las salidas de Riolfo y “Nacho”, que ya estaba muy cansado.

El respiro llegó a 12’ del final, cuando tras un pase de Pastorini, Noy sentenció el juego y le permitió a Wanderers ganar en su casa, donde sólo había triunfado una vez en 10 partidos durante el 2018.

Ronald Araujo tranca la pelota con Diego Riolfo en el Wanderers vs. Boston River. Foto: Francisco Flores
Ronald Araujo tranca la pelota con Diego Riolfo en el Wanderers vs. Boston River. Foto: Francisco Flores
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)