Torneo Apertura

El fútbol lo puso River y se quedó con la fiesta del barrio

Goleó 3-0 a Wanderers y pudo haber ganado por más.

Foto: Ariel Colmegna
Foto: Ariel Colmegna

El clásico del Prado tuvo a un solo equipo en cancha, porque a pesar de que Wanderers en los primeros minutos dispuso de la pelota, careció de ideas para ingresar con profundidad al área de River Plate.

De a poco la visita fue ganando terreno, se paró mejor en la mitad de la cancha y así se fue arrimando al arco de Martín Rodríguez.

Antes de terminar el primer tiempo, en tan solo cuatro minutos, el “Darsenero” liquidó el partido: Nicolás Rodríguez marcó la apertura con un tiro libre (40’) y Juan Manuel Olivera (44’) amplió diferencias con un tiro penal.

El complemento estuvo de sobra, porque Wanderers se fue desordenando aun más, dejó muchos espacios y encima tuvo que bancar más de la mitad del segundo tiempo con un hombre menos por la expulsión de Damián Macaluso.

A los 79’, Mauro Da Luz quedó cara a cara con el arquero y definió sutilmente ante la salida de Rodríguez.

River terminó goleando y contó con situaciones como para convertir un par de tantos más si no fuera por la falta de puntería de sus atacantes.

En el Viera, el fútbol lo puso River y se quedó con la fiesta del barrio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)