WANDERERS

Wanderers quiere cortar la mala racha frente a Nacional

Alfredo Arias conoce a la mayoría de los futbolistas y está feliz de regreso en el Viera que es su casa; pero admitió que "un grande crecido no es nada fácil". 

De regreso
De regreso. Alfredo Arias está feliz de vuelta en su casa que es el Parque Viera. Mañana recibirá allí a Nacional. Foto: Gerardo Pérez.

"Estoy feliz de estar de vuelta. El Viera es mi casa. Desde el día que me fui, lo hice un poco a a regañadientes, pero sabiendo que había elegido volver al fútbol y que me iba a tocar en algún momento salir. Estuve cuatro años y medio y casi nunca paramos. Estuvimos en un equipo atrás de otro por suerte, pero cuando me llamó Wanderers no lo dudé. Es momento de agradecer también, yo llegué a Wanderers como jugador y me dieron todo. Y sentirse querido es importante también”, afirmó Alfredo Arias.

“Estoy en el Viera y estoy feliz. Llegué a los 18 años al Viera. Ha transcurrido una vida, pero sigo sintiendo la misma ilusión y el mismo cariño. La misma esperanza de cuando jugaba ahora la siento dirigiendo. Lo digo y me emociono un poco porque estoy feliz de estar otra vez en casa. Y acá, gracias a Dios, uno se reencuentra con la misma gente de siempre” agregó el técnico.

El fixture no colaboró con Arias. Le tocó primero River, que llegaba invicto tras gran campaña en el Intermedio. Y mañana recibirá a Nacional. “Pasados los días hicimos un análisis del partido con River y la verdad es que ellos fueron muy efectivos. Cuando nos llegaron, nos marcaron, pero Wanderers hizo un buen partido. El problema, algo que se viene repitiendo y hay que tratarlo desde la actitud mental, es que se pone en pérdida con mucha facilidad. Y después se hace todo cuesta arriba”.

CONOCIDOS. “Encontré un club muy ordenado en lo institucional. Y en lo deportivo había trabajado bien, había ido a las copas internacionales y eso lo hizo crecer. Hay buenos valores, algunos que nosotros ascendimos en aquel momento y otros que fueron campeones de aquel Clausura con nosotros. Wanderers venía acostumbrado a ganar y esta racha de malos resultados lo golpeó. Porque en el resto del club está todo bien”, explicó el entrenador, quien afortunadamente para él conoce a la mayoría de los futbolistas.

Para salir de la mala racha y ganar en confianza un buen resultado ante un grande parecería ideal para el bohemio. Pero no sencillo. “Nacional es un rival que viene muy crecido. Del clásico al partido con Liverpool hizo un gran crecimiento, seguramente por la confianza que le dio el buen resultado ante Peñarol. Un equipo grande confiado no es nada fácil. Pero nosotros tenemos nuestras armas para hacerle un buen partido. Si repetimos algunas cosas de las que hicimos con River y defendemos mejor para no ponernos enseguida en pérdida, podemos hacer un buen partido”, enfatizó quien aún lleva muy poco tiempo de trabajo.

“El tiempo es lo más valioso. Cuando nos fue bien con Wanderers muchos buscaban las razones; yo explicaba que era el tiempo que había transcurrido desde nuestra llegada y el conocimiento que teníamos de los jugadores de las formativas. Hoy está la base y el conocimiento entre los jugadores. Tenemos que reconocernos”, aclaró Arias.

Conocimiento

Además, encontró un plantel bueno pero corto y no ha podido contar con algunos futbolistas importantes que estaban lesionados cuando llegó. Entre ellos Damián Macaluso, Ignacio González, Gonzalo Barreto y Jonathan Barboza. De ellos, el único que puede volver ante Nacional es Macaluso. “El otro día ante River podía haber jugado, pero no lo quisimos arriesgar. Ahora va a estar a la orden. Macaluso es un jugador muy importante por su experiencia y porque por su carácter al Wanderers actual le viene muy bien”, aseguró el técnico, quien va a tener que hacer algunas variantes por las ausencias y porque busca mejorar respecto al debut. Cristian Bravo está suspendido y Axel Müller no puede jugar por la cláusula, dado que está a préstamo del equipo tricolor.

Ayer entrenaron por la mañana. Hicieron un trabajo táctico. Y esta tarde lo harán a la hora en que jugarán frente a Nacional mañana en el Viera. Con unas luces que Arias disfrutará por primera vez. “Por eso digo que encontré al club muy organizado institucionalmente y eso le da tranquilidad a nuestro trabajo en cancha”.

En sus cuatro años trabajando en el exterior, Arias recargó su mochila. “Uno siempre crece. En esta profesión uno no termina de aprender nunca. No hay un libro escrito que diga que se gana de una sola manera. Ni que entrenando de cierta manera, o repitiendo lo que hiciste antes, vas a volver a ganar. Es un juego donde todos los días se reescriben historias. Todos los días se evoluciona. Cambian cosas, los futbolistas no son los mismos y uno va aprendiendo. Y agregando a la mochila que lleva diferentes ideas. Y las va adaptando a los jugadores que tenés o a los objetivos propuestos”, culminó.

afuera

En Ecuador estuvo lo mejor

En sus cuatro años y medio en el exterior, Alfredo Arias dirigió a Santiago Wanderers de Chile, Emelec de Ecuador, Bolivar de Bolivia y Universidad de Chile. Lo mejor fue en Ecuador, donde fue campeón con el equipo eléctrico.
“En nuestro primer año en Ecuador fuimos vicecampeones detrás del Barcelona de Guillermo Almada, que solo perdió un partido: con nosotros. Y al año siguiente fuimos campeones”, contó.
“Y en Bolivia también hicimos una buena campaña. Clasificamos a la Copa Libertadores con Bolivar, que estaba mal cuando llegamos. Pero siempre salir campeón como lo conseguimos en Ecuador le da un broche especial a la campaña”, agregó.



Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)