VIOLENCIA DE GÉNERO

Wanderers mandó una señal muy clara

El bohemio confirmó que Nicolás Albarracín no jugará más en el club; el tema está en manos de la justicia. Camilo se expresó en Instagram y allegados al jugador afirmaron que era una relación "tóxica"

Nicolás Albarracín
Wanderers. Albarracín tiene 26 años, se formó en los “bohemios” y, tras jugar en Peñarol, Deportivo Cali y Lugo, volvió. FOTO: El País. 

Ayer Wanderers se plantó firme y tomó una medida inédita para el fútbol uruguayo: excluyó de su plantel al jugador Nicolás Albarracín debido a la denuncia por violencia de género que se presentó en su contra luego de una publicación de la actriz argentina Nazarena Vélez, quien mostró un video en el que el futbolista tomó por los brazos de forma violenta a su expareja Natalia Camilo.

Los bohemios emitieron ayer por la mañana un comunicado en el que expresaron la separación del plantel de Albarracín por tiempo indeterminado. Antes, Wanderers había repudiado la situación.

En diálogo con Ovación, Gabriel Blanco, presidente de Wanderers, explicó que “no va a jugar más en Wanderers. Él tiene contrato hasta julio de 2020, pero le vamos a buscar una salida; sea rescindirle el contrato o que pueda salir libre a otro club. Tenemos que dar una señal clara”.

La posición se tomó en una larga reunión de directiva del lunes por la noche. Posterior a la misma, Blanco, junto al vicepresidente Jorge Nin, y al gerente deportivo Mauricio Nanni, fueron al domicilio de Albarracín. “Está sumamente arrepentido, triste y dolido. Tiene mucha vergüenza. Enseguida entendió lo que habíamos decidido. Hablamos sobre la medianoche”, comentó el titular de los albinegros.

Wanderers le ofreció al jugador ayuda profesional. Además, el equipo del Prado decidió empezar a brindar charlas con profesionales en violencia de género, obviamente como prevención y no llegar a este tipo de situaciones totalmente repudiables desde cualquier punto de vista.

El Juzgado de Paz de Florida dispuso una medida de restricción contra el futbolista.

Esta medida surge luego de que dicho Juzgado vio que había mérito penal para pasar el caso a la Fiscalía. La fiscal Alicia Gómez abrió una investigación penal y dispuso el análisis de mensajes y videos de los celulares de ambos, tanto Albarracín como Camilo.

A su vez, la actriz uruguaya hizo la denuncia correspondiente y ayer se expresó en sus historias de Instagram divulgando mensajes donde Albarracín la insulta y la amenaza.

“Sufrís agresiones de todo tipo y luego buscan victimizarse mostrando audios (...) La justicia está trabajando en el tema como corresponde”, escribió Camilo.

Natalia Camilo
Natalia Camilo, expareja de Nicolás Albarracín. FOTO: Gabriel Parra. 

Además, se viralizaron una serie de audios que Albarracín le envió a Camilo. En ellos, el jugador amenaza e insulta reiteradamente a Camilo.

Fuentes cercanas al jugador indicaron a Ovación que hace tiempo que la relación es “tóxica” y que no era bueno el vínculo. De hecho, en 2018 estuvieron separados un tiempo.

También afirmaron que él varias veces soportó agresiones físicas y verbales de Camilo, pero que no las denunció por el cariño que le tiene a los hijos de ella, con quien tiene un muy buen vínculo.

Ayer por la tarde también se viralizó un video en el que Albarracín muestra estar en un mismo lugar con ella y denuncia una agresión en el ojo.

Albarracín, de 26 años, dejó el tema en manos de su abogado, a quien le entregó pruebas referidas a la situación.

Según indicaron las fuentes antes señaladas, el jugador pretende seguir su carrera en el exterior del país. Busca alejarse de toda la exposición mediática y está avergonzado por lo sucedido.

El jugador de pierna izquierda es representado por Edgardo “Chino” Lasalvia y ya salió al exterior para jugar en el Spezia de Italia en 2013, y después de jugar en Peñarol estuvo en Deportivo Cali (Colombia) y en Lugo de España, hasta que regresó a Wanderers -club en el que se formó y fue campeón del Clausura 2014- en el 2018.

Wanderers actuó rápido y mandó una fuerte señal a la sociedad de lo que quiere para la institución, dejando en claro que era una situación que no podía dejar pasar por alto. Toda violencia es repudiable y condenable. Ahora el tema está en manos de la justicia, que determinará las responsabilidades en el caso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)