EN EL MINCHEFF DE LAZAROFF

Wanderers ganó por las alturas con un doblete de Andueza

El equipo franjeado, que venía de golear a Liverpool,  cayó ante los bohemios y perdió el invicto que tenía en su casa en el torneo Apertura 

Danubio vs. Wanderers. Foto: Marcelo Bonjour.
Danubio vs. Wanderers. Foto: Marcelo Bonjour.

Wanderers le ganó a Danubio 2 a 0 en el Estadio Maria Mincheff de Lazaroff gracias a un doblete del zaguero juvenil Federico Andueza.

La patada que le dio el técnico Marcelo Méndez a una pelota que había quedado a su lado cuando iban 15’ del complemento, mostraba claramente el estado de ánimo de los danubianos. Venían de hacerle cinco goles a Liverpool en la última fecha y ayer cayeron ante Wanderers por 2 a 0.

Además, perdieron el invicto que traían en el Apertura en su estadio María Mincheff de Lazaroff, donde salvo un empate con Defensor Sporting, solamente habían conseguido victorias.

El partido entre bohemios y franjeados fue parejo, pero seguramente Román Cuello había visto varias veces la abultada victoria de Danubio ante Liverpool y planificó cómo impedir la subidas de los laterales. Y colocó una fórmula espejo, con Javier Cabrera improvisado como lateral por izquierda.

De todas maneras los primeros minutos fueron para el local, que creó más peligro sobre el arco de De Arruabarrena con Briam Acosta que llegaba a toda velocidad por derecha. Danubio dispuso de varios tiros de esquina, pero la defensa bohemia se mostraba firme.

Y en el primer córner a favor del que dispusieron los visitantes pudieron anotar. El zaguero Federico Andueza, que ayer ocupó el lugar del suspendido Damián Macaluso,  superó la marca de Goñi y marcó de cabeza.

Si bien “Maravilla” se perdió el descuento enseguida tras otra subida de Acosta, ocho minutos después de haber abierto el marcador, en una jugada idéntica, otra vez un córner y con Andueza ganando por arriba llegó el segundo gol bohemio.

La jugada polémica fue a los 40’ cuando Pastorini desestabilizó a José Luis Rodríguez en el área. Todo Danubio reclamó penal, pero Tejera no lo vio así. Se armaron borbollones y discusiones entre los futbolistas y la consecuencia fue las expulsiones de Albarracín y el “Pumita” Rodríguez. Los dos equipos debían encarar el segundo tiempo con un hombre menos.

En el complemento, Danubio buscó el descuento por todos lados. Marcelo Méndez hizo variantes para encontrarlo, pero no hubo caso. Wanderers jugaba con la tranquilidad que le daba la ventaja de los dos goles y además desarticulaba con certeros cabezazos de sus defensas todas las llegadas del local sobre el arco de De Arruabarrena, que también tuvo buenas intervenciones. La más increíble fue una que le sacaron en la línea a Federico Rodríguez al final.

Danubio perdió el invicto en el María Mincheff de Lazaroff y la chance de ser campeón. Lo que aún ganando no hubiera mantenido por la victoria  aurinegra ante Fénix.








En el segundo tiempo, Danubio buscó por todos lados el descuentoy el entrenador Marcelo Mendez hizo cambios para encontrarlo: entraron Gonzalo Montes, el juvenil Juan Manuel Gutierrez y Federico Ridriguez, pero no hubo caso.

Wanderers jugó con la tranquilidad que le daba la ventaja de los dos goles conseguidos en el primer tiempo y además sus defensas sacaron por arriba todas las llegadas peligrosas sobre el arco de Ignacio De Arruabarrena, quien también tuvo buenas intervenciones.

El equipo local, que no quería perder el invicto en su casa, empujó hasta el final. Montes probó de afuera, Briam Acosta también tuvo chances y la más increíble fue al final, cuando sacaron en la línea una pelota de Federico Rodríguez, que al menos era el descuento para los de la franja.

El partido fue en general parejo, pero Wanderers fue efectivo y se quedó con la victoria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)