COPA SUDAMERICANA

Wanderers y Cerro empataron sin goles

Los bohemios tuvieron mucho más la pelota, pero les costó rematar al arco por la buena marca de los albicelestes, quienes no pudieron conseguir el valioso gol de visitante.

VEA LA FOTOGALERÍA: Wanderers y Cerro se enfrentan en el Viera
Wanderers y Cerro por el partido de ida de la Copa Sudamericana en el Parque Viera. Foto: EFE
Wanderers y Cerro por el partido de ida de la Copa Sudamericana en el Parque Viera. Foto: EFE
Wanderers y Cerro por el partido de ida de la Copa Sudamericana en el Parque Viera. Foto: EFE

PRIMER TIEMPO. Wanderers y Cerro empatan sin goles al final del primer tiempo en el partido de ida de la segunda fase de la Copa Sudamericana. Los primeros 45 minutos se disputaron con mucho público en el Parque Viera y fueron interesantes.

Los primeros minutos fueron del local. Y la prueba está en que cuando recién iban 10 minutos de juego, los bohemios ya habían tenido cuatro tiros de esquina a su favor.  A los 4' Nicolás Albarracín estrelló una pelota en el travesaño. "Nacho" González manejaba la pelota y el chileno Bravo creaba peligro. Pero Cerro estaba bien parado en el fondo. 

Pero de a poco, Cerro comenzó a soltarse y a adueñarse de la pelota y del terreno. Y a llegar cada vez con más peligro sobre el arco de De Arruabarrena, sobre todo cuando la pelota pasaba por los pies de Facundo Peraza, quien casi  a la media hora se fue al ataque con un enganche y todo  pero le quedó poco ángulo para rematar. Llegaban Klein y Viera por el medio. Y Nahuel Roldán dispuso de varios tiros al arco.

Cerro terminó siendo más en el primer tiempo. Por algo Román Cuello se fue preocupado al vestuario. 

SEGUNDO TIEMPO. Los primeros minutos del complemento fueron de ida y vuelta, pero Wanderers no tardó en hacerse dueño del juego. Los bohemios tuvieron la pelota, abrieron la cancha, pero les faltó lo más importante rematar al arco de Formento. Y seguramente, fue mérito de Cerro que aunque tras la lesión de su capitán Richard Pellejero y del hombre que había sido el más peligroso en el primer tiempo, Facundo Peraza, jugó muy metido atrás, marcó muy bien y no dejó jugar a Wanderers como le gusta. 

Los dueños de casa tampoco pudieron aprovechar los tiros libres de los que dispuso en los pies de Albarracín y sobre todo del chileno Bravo. 

Cuando faltaban dos minutos para el final, Cerro pudo sacar uno de sus únicos contragolpes del segundo tiempo. Y si el "Gato" Tancredi, que había ingresado, no abrió el marcador, fue porque Ignacio González cerró justito.

Como ha pasado con todos los equipos uruguayos, salvo Liverpool, el partido terminó en tablas. Volverán a verse dentro de una semana en el Franzini.  

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)