EUROPA

Volvió el "Pistolero"

Trece meses después, "Lucho" volvió a anotar un gol en Champions; el último había sido en la remontada 6-1 contra PSG en marzo del año pasado. Barcelona dio un paso enorme hacia semis con un 4-1 ante Roma

Chau mufa. Suárez grita con todo el cuarto del Barcelona en Champions. Foto: Reuters
Chau mufa. Suárez grita con todo el cuarto del Barcelona en Champions. Foto: Reuters

Se terminó la sequía para Luis Suárez. Luego de 10 partidos, el “Pistolero” volvió a convertir en Champions y aportó en la victoria 4-1 de Barcelona sobre Roma, con la que encaminó su paso a las semifinales en un partido con goles atípicos.

Pese a la goleada el equipo culé no estuvo tan claro y, aunque dominó, le costó imponer su juego prolijo con contundencia.

El golero brasileño Alisson tuvo mejor fortuna rechazando los golpes culés de Messi y compañía que evitando que sus propios compañeros le hicieran daño. Insólitamente, las dos primeras anotaciones vinieron de parte de los defensores romanos.

A falta de pan…Parecía la mejor manera para los locales, que no encontraron en Messi el motor desequilibrante de otras veces. La molestia muscular que le ha impedido jugar al 100% en los últimos partidos, una primera parte errática de Iniesta y un Busquets que regresaba tocado, afectaron la circulación de la pelota.

Semedo que apareció sorpresivamente en la alineación fue el más punzante a la hora de romper las líneas de un equipo visitante diseñado para evitar lo que sucedió.

Eso sí, se podrán quejar los italianos que a los pocos minutos no le cobraran un penal a favor y que después el árbitro sacara la lupa para marcar, justamente, fuera del área una entrada contra Pellegrini.

Luis Suárez tuvo un partido con mucho esfuerzo físico porque debía cubrir muchas veces los espacios a los que Messi no llegaba. El uruguayo sacó un gran remate a los 17 que el golero brasileño apenas logró desviar al córner. Poco antes Rakitic había avisado con un tiro en el poste izquierdo.

Messi insistió muchas veces en la jugada individual cuando parecía imposible horadar la muralla romana. Esta vez no estuvo tan atinado, por lo menos en la proporción de los intentos. Sin embargo, el primer gol viene a los 38’, después de una pared que Iniesta le intenta devolver a la entrada del área. De Rossi intercepta el pase con tan mala fortuna que la manda a la red de su propia meta.

El primer tiempo termina con apenas dos remates de Roma, pero la ventaja culé se ve más producto de la suerte que de su juego.

Perotti se pierde el empate al minuto del segundo tiempo y en la jugada siguiente Jordi Alba obliga a un rebote de Alisson.

Los italianos comienzan a presionar más arriba y el Barça se ve frágil cuando varios centros cruzan la zona defensiva.

A los 55, Umtiti grita el gol como si fuera suyo. Se besa el escudo en una semana en que se lo menciona buscando la salida a otro equipo. Esta vez es el defensor griego Manolás que mete la pelota en su arco.

Suárez se queja de un golpe y queda tendido en el piso. El árbitro pasa por alto varias jugadas similares con el uruguayo. En algún momento del partido parece explicarle su criterio respetando lo que el salteño se forjó en el Ajax.

Piqué, a los 59, recoge un rebote de Allison después de un gran tiro del uruguayo. Pese al 3-0 hay nervios entre los culés. Ter Stegen se gana la noche provocando infartos y luego remediándolos, al perder la pelota en su área y luego regresar para evitar el descuento italiano, que llegaría faltando 10 cuando Dzeko anticipa a Umtiti y la mete bajo los tres palos.

Ya en la agonía del partido, Luis Suárez rompe su maleficio con la Champions y anota el 4-1.

le hizo cuatro

Roma: el rival preferido por Luis

De los 20 goles que ha marcado Luis Suarez en Champions League, cuatro han sido a la Roma, uno de sus rivales favoritos. Y fue justamente frente a los italianos que el “Pistolero” volvió a marcar en la Champions. No lo había hecho aún esta temporada. Y lo consiguipo en el noveno partido. Suárez anotó el cuarto gol al superar a Alisson con un disparo con la izquierda a los 87’. La última vez que el uruguayo había superado a un meta rival había sido en el cruce con el PSG el 8 de marzo del año pasado. Desde entonces, el delantero muy inspirado en LaLiga (competición en la que lleva marcados 22 goles) no había podido festejar un tanto en la Champions.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º