NACIONAL

Volvió Munúa y transmitió tranquilidad

En la tarde, el arquero tricolor hizo trabajos específicos con Romay; Alonso y Recoba, diferenciados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: archivo El País.

Con mucho calor en Los Céspedes, Nacional realizó doble turno ayer pensando en el próximo reto: El Tanque Sisley, por la tercera fecha del Torneo Clausura, en el que los tricolores empezaron con el pie izquierdo, con tan sólo un punto de seis posibles, producto del empate contra Defensor Sporting y de la derrota ante Sud América en el Parque Central.

Precisamente, en ninguno de los dos partidos del certamen local, el técnico Álvaro Gutiérrez pudo contar con el experimentado arquero Gustavo Munúa por una dolencia en el hombro que empezó en el partido de vuelta contra Palestino por la Copa Bridgestone Libertadores.

Aunque Jorge Bava fue cuestionado duramente por su actuación —más de lo debido, sin dudas— lo cierto es que Nacional tiene que revertir rápidamente este bajón de los últimos partidos.

Por eso, el regreso de Munúa, por lo menos a los entrenamientos, generó un alivio en los tricolores.

El arquero de Nacional bajó ayer por la tarde a la cancha principal de Los Céspedes unos minutos después de Bava y el juvenil Diego Torres, quienes recién habían empezado el trabajo específico con Leonardo Romay, el entrenador de los goleros.

Si bien es cierto que en algunos ejercicios Munúa no se tiró sobre el hombro que le duele y le indicó a Romay de qué forma se podía tirar —con remates por alto o con tiros frontales— lo importante es que el exjugador de la Fiorentina volvió a la cancha y transmitió tranquilidad.

Además, el arquero tiene como cómplice, en este caso, al tiempo, ya que faltan once días para que Nacional enfrente a los fusionados y todo hace indicar que Munúa volverá a defender el arco tricolor.

Complicados.

Dos de los que no practicaron ayer fueron Álvaro Recoba e Iván Alonso. Si bien por la tarde bajaron a la cancha dos de Los Céspedes, se limitaron a escuchar las breves palabras de Álvaro Gutiérrez para luego subir al gimnasio. Es que el goleador acusó una molestia en el talón de Aquiles mientras que el "Chino" arrastra un fuerte golpe en la tibia. Ribaír Rodríguez fue otro que bajó a la cancha pero que no practicó por un malestar estomacal, al igual que el zaguero Guillermo De los Santos.

En tanto, Santiago Romero (desgarro), Sebastián Taborda, José Aja e Ignacio González (dolencias) se limitaron a caminar alrededor de la cancha, acompañados, por algunos minutos, por el propio Álvaro Gutiérrez.

Una buena para el DT es que ayer realizó espacios reducidos el zaguero colombiano Carlos Valdés.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)