PORTUGAL

Volvió el fútbol y... también regresó la violencia

Los ultras del Benfica apedrearon el ómnibus de su equipo y terminaron hiriendo a los futbolistas Zivkovic y Weigl.

Benfica no consiguió el triunfo en el partido ante Tondela
Benfica no consiguió el triunfo en el partido ante Tondela. Foto: Reuters.

El ómnibus del Benfica, que empató este jueves en su estadio con el Tondela tras la reanudación de la Liga lusa, fue apedreado en Lisboa y dos de sus jugadores, el serbio Zivkovic y el alemán Weigl, sufrieron cortes por los cristales, por lo que recibieron asistencia sanitaria en un hospital.

Según un comunicado divulgado por el Benfica, los hechos ocurrieron en la A-2, cuando la unidad de transporte regresaba con el plantel para el Centro de Entrenamientos de Seixal.

Por una cuestión de precaución, los futbolistas Julian Weigl y Zivkovic fueron derivados al "Hospital da Luz" con diferentes heridas, aunque ninguna de gravedad.

El club encarnado avanzó que prestará su total colaboración con las autoridades para identificar a los responsables de lo sucedido.

La Liga de Portugal emitió un comunicado para condenar lo sucedido y solidarizarse con el Benfica y aseguró que "es absolutamente inaceptable que estos acontecimientos sigan teniendo espacio e la sociedad".

"No son aficionados al fútbol, son criminales", reza el comunicado de la Liga, que acredita que los responsables serán identificados por las fuerzas policiales.

Benfica empató a cero con el club del Tondela en la 25ª jornada liguera, ya que el pasado 3 de junio regresó el campeonato de fútbol portugués, tras el parón originado por la pandemia de COVID-19. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados