TORNEO CLAUSURA

Volvieron una noche

Diego Forlán asumió su rol y Maximiliano Rodríguez anotó su primer gol.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Saludo. El de Forlán a “Maxi”, quien le dio a Peñarol el triunfo que necesitaba.

Diego Forlán y Maximiliano Rodríguez regresaron anoche a jugar en Peñarol tras haberse perdido los dos partidos por Copa Libertadores ante Atlético Nacional de Medellín. Forlán por lesión y "Maxi" por decisión del entrenador.

El de ayer era un partido muy especial para el equipo de Jorge Da Silva, que llegó al Centenario con una pesada mochila: la de haber sumado cinco juegos sin ganar. Y tras haber sufrido un golpe muy duro el martes pasado al ser goleado por los colombianos en la Copa Libertadores.

Consciente de esa situación, Diego Forlán salió a la cancha dispuesto a asumir el protagonismo que debía. Dispuesto a habilitar a sus compañeros, como hizo cuando iban sólo 7 de juego con Rodrigo Viega. Y a pegarle al arco defendido por Contreras de todos lados, como sabiendo que esa era una de las pocas posibilidades de un equipo que genera poco y que no tiene muchas ideas, para abrir el marcador.

En el primer tiempo Forlán remató cinco veces al arco: tres terminaron en las manos de Contreras y dos se fueron afuera. En una de ellas, sorprendió al arquero desde lejos, pero pudo igual sacarla al corner. Otra, de tiro libre, también terminó en manos del guardameta racinguista.

Además dio 19 pases a sus compañeros y sólo uno de ellos terminó en los pies de los rivales. Y ejecutó los tiros de esquina.

Golazo.

Maximiliano Rodríguez no había hecho mucho durante los primeros 45 minutos, pero cuando recién iban dos del complemento marcó un golazo. De derecha anotó su primer tanto con la camiseta de Peñarol en el pecho.

Los aurinegros necesitaban una victoria como el agua. No podían postergar más el volver a sumar de a tres puntos. Una nueva derrota, o hasta un empate, hubiera sido terrible para Peñarol a una semana de la inuguración del estadio Campeón del Siglo. Anoche lo único que importaba era el resultado y Peñarol ganó.

Que lo hizo porque Guruceaga realizó buenas atajadas, es cierto; o porque Racing no aprovechó sus chances y después lo pagó, como suelen hacer los equipos "chicos" cuando perdonan a los grandes, también.

Pero los dos futbolistas que volvieron anoche al equipo también tuvieron su importancia. Diego Forlán salió dispuesto a ponerse el equipo al hombro y asumir el protagonismo que debía. Y Maximiliano Rodríguez anotó un golazo, el primero con la blusa mirasol.

"MAXI" Y CONTRERAS

El incidente.

El arquero Jorge Contreras insultó a Maximiliano Rodríguez tras una jugada suya y recibió amarilla. El autor del gol explicó lo sucedido. "Contreras creyó que yo lo estaba sobrando y no soy un jugador que sobre a nadie. Son momentos del partido, cada uno trata de hacer lo mejor para su equipo. Luego hablé con él y le pedí dispulpas", dijo "Maxi".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)