NACIONAL

"Cuando volví a jugar me emocioné"

Sebastián Gorga tuvo su “segundo debut” en Nacional y se ilusiona con lograr estabilidad y más minutos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sebastián Gorga

Si bien debutó en la Primera de Nacional a los 18 años, en 2013 de la mano del "Vasco" Rodolfo Arruabarrena cuando los tricolores enfrentaron a Barcelona de Guayaquil, y en ese año jugó además 12 minutos por el Torneo Clausura contra Racing, Sebastián Gorga tuvo casi que otro debut el domingo por la noche cuando Nacional venció a El Tanque Sisley 1-0 por la tercera fecha del Clausura. Es que, entremedio, el juvenil tuvo un año —2014— en el que no fue tenido en cuenta para jugar en el plantel principal.

"Me sorprendió regresar a Primera para esta pretemporada, como hay muchas cosas que me vienen sorprendiendo para bien. El año pasado me bajaron a Tercera y ahora pude volver, fue un cambio raro, pero muy bueno obviamente. Empezar a tener minutos en los clásicos, después entrar en otro partido de verano; de a poco se fue dando y se me dio la posibilidad de jugar como titular", comenta el defensa, mientras observaba a un grupo de extranjeros que estaban recorriendo la cancha del Gran Parque Central.

"El otro día cuando volví a jugar me emocioné. Ya me había emocionado cuando jugué el primer clásico de verano, que era mi primer clásico en Primera. De alguna manera, lo del otro día lo podemos tomar como otro debut aunque estaba más tranquilo, capaz por la edad, y porque ya había jugado los clásicos de verano", señala el futbolista que está en Nacional desde los 13 años y que realizó todas las formativas en la institución alba.

Gorga es naturalmente un zaguero, aunque frente a los fusionados jugó en el lateral derecho. Precisamente, Álvaro Gutiérrez ya lo había usado varias veces en esa posición en Tercera División, más allá de que siempre fue "para dar una mano frente a algún inconveniente puntual".

El defensa reconoce: "Me gusta más jugar como zaguero, pero no me siento mal de lateral, todo lo contrario; de a poco me voy acostumbrando, me voy sintiendo bien. En el lateral tenés que realizar un mayor recorrido y el desgaste es mayor aunque como zaguero tenés la responsabilidad de sacar al equipo del fondo".

Sentado en la tribuna a la que asistió muchísimas veces como hincha, aprovechando los beneficios de jugar en las juveniles de la institución, Gorga piensa en el futuro: "Ahora tengo las expectativas de seguir jugando. Creo que es el momento de asentarme en Primera, es lo que quiero; trabajo mucho para eso aunque sé que es difícil porque hay muchos jugadores de buen nivel".

Gorga, así como varios de sus actuales compañeros, coincidió con Gutiérrez también en Tercera y ese aspecto lleva a que haya mucho conocimiento con el DT. "Es el mismo de cuando estaba en Tercera, no ha cambiado su forma de ser. Tiene una gran ventaja y es que tiene un excelente vínculo con los jugadores y eso está bueno para él y para nosotros".

Sebastián terminó la secundaria el año pasado, luego de mucho esfuerzo para, por fin, finalizar con sexto. Su idea era comenzar con la Facultad de Economía en este 2015, pero los tiempos no se lo han permitido y ahora analiza realizar algún curso para no perder la rutina de estudiar. "Si le metés al estudio de verdad creo que se puede hacer las dos cosas (jugar al fútbol y estudiar) tranquilamente; el jugador de fútbol tiene mucho tiempo libre, el tema es saber aprovecharlo".

El martes, un amigo le avisó que estaba en la nómina de 84 jugadores para defender a Uruguay en los Juegos Panamericanos. "Me puso contento, si bien somos muchos, no hay dudas de que primero tenés que estar en esa lista para luego quedar en otra más pequeña. Jugar con la camiseta de Uruguay es lo máximo". Gorga estuvo en todos los procesos de juveniles.

Ahora va por todo: asentarse en Nacional y volver a vestir la camiseta de Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)