NACIONAL

Volver a las raíces

Nacional pone énfasis en mejorar el procedimiento para llegar a la victoria.

Nacional realiza el calentamiento previo al entrenamiento Foto: G. Pérez
Alegría. Los futbolistas tricolores entran en calor jugando a un “monito”.
Al margen. Arismendi (esguince de tobillo), Fucile (edema óseo en el tobillo) y Viudez se limitaron a trotar junto al preparador físico Julio Moreno.

En cualquier ámbito de la vida, cuando se comete un error el primer paso para remediarlo es reconocer la equivocación. A partir de ahí se puede mejorar la situación. Realizando un paralelismo con el presente de Nacional-que ganó el sábado contra Racing pero jugando muy mal-, lo bueno es que en la interna tricolor son más que conscientes que el rendimiento no es bueno. Por ello, el entrenador Martín Lasarte le está hincando el diente a mejorar el procedimiento por el cual se puede llegar a la victoria.

Si bien es cierto que en el fútbol lo más importante es ganar, y más aun cuando se viene de dos derrotas consecutivas -una de ellas con un fuerte impacto emocional, como el resultado desfavorable contra Peñarol-, también es cierto que jugando bien se va a estar más cerca de obtener las tres unidades.

“Después de una racha de dos derrotas, en Nacional el cómo quedaba un poco de lado; teníamos que cortar esa racha aunque sabemos que no fue nuestro mejor encuentro. Somos conscientes que tal vez en los últimos partidos no nos encontramos con nuestra mejor versión”, analizó con autocrítica y mucho de realismo Alexis Rolín. Ahora Nacional ya cortó la mala racha y apunta de lleno a mejorar su juego colectivo, el que aún no ha encontrado en este Torneo Clausura, exceptuando algunos pasajes del partido contra Juventud, en el que ganó 3-0 en el debut, y pocos minutos de los duelos con Danubio (1-1) y River Plate (1-2).

Teniendo en cuenta que es casi un hecho que Nacional no jugará oficialmente el próximo fin de semana (es factible que pueda realizar algún amistoso), ayer el plantel trabajó en doble horario en Los Céspedes.
La mañana estuvo signada por los trabajos físicos bajo las órdenes de Marcelo Tulbovitz, mientras que en la tarde el DT hizo especial hincapié en los ensayos con pelota y en ejercicios que apuntaron claramente a mejorar el volumen de juego.

Varios minutos antes del comienzo de la práctica, Lasarte bajó a la segunda cancha del complejo y él mismo se encargó de armar los trabajos, junto a Sebastián Eguren, su ayudante y otros colaboradores. De hecho, hasta practicaron entre ellos cómo eran los ejercicios.

Luego de realizar estaciones en donde se apuntó a la presión de dos jugadores al compañero que tenía la pelota y a la precisión en los pases, Lasarte ordenó dos equipos de 11 jugadores (entreverados) que contó con la ayuda de Eguren y del arquero Gabriel Araújo como jugador de campo. Se armó una cancha más chica de lo habitual y la idea fue siempre jugar por las bandas en espacios más pequeños, que el lateral se proyectara al ataque y tuviera precisión a la hora de mandar la pelota al área. Lasarte insistió con los circuitos por los laterales. Zunino, Barcia, Espino, Ramírez, Viña y el “Tata” González fueron los que tuvieron más protagonismo en este ejercicio.

Nacional trabaja en su plan para mejorar su rendimiento. Ya se puso manos a la obra.

Diferenciados

En el entrenamiento de la tarde Tabaré Viudez no trabajó a la par de sus compañeros y se limitó a trotar en la cancha uno de Los Céspedes junto al preparador físico Julio Moreno. Además, Alexis Rolín hizo la entrada en calor pero luego no participó de los ejercicios. Se buscó bajar las cargas en ambos jugadores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos