FÚTBOL URUGUAYO

El volver a empezar de los arqueros tras una etapa donde sobresalió el ingenio

Gastón Olveira, guardameta de River Plate, y Leo Pintos, entrenador específico del puesto, analizan el momento de los goleros. 

Gastón Olveira junto al entrenador de arquero Leo Pintos. FOTO: Fernando Ponzetto.
Gastón Olveira junto al entrenador de arqueros Leo Pintos. FOTO: Fernando Ponzetto.

Gastón Olveira, arquero de River Plate y de los más destacados del fútbol uruguayo, se las ingenió en tiempos de pandemia por el COVID-19 para no perder la forma física y hacer algo de entrenamiento específico del puesto, algo sumamente complejo. Este lunes 15 de junio los equipos de Primera División volvieron a las prácticas y la situación para los guardametas, así como para el resto de los futbolistas, empezó a encaminarse, regresando poco a poco a la normalidad. 

"Fue un tiempo difícil, más que nada en los primeros meses. Si bien desde lo físico tratábamos de cumplir lo que nos mandaba el profe, en los especifico del golero es complicado entrenar en tu casa, porque tenés que tener un espacio verde, alguien que te ayude, solo no podés y no puede ser cualquiera porque tiene que tener un conocimiento. El primer mes y medio se hizo duro, y después, por la amistad que tenemos con Leo Pintos, entramos en contacto y comenzamos a practicar en un lugar alejado, en un espacio verde, nos íbamos al costado de la ruta, cuidándonos y respetando distancias, pero empezamos a tener ese contacto con la pelota que se extrañaba mucho", contó Olveira, el arquero darsenero de 27 años. 

Olveira y Pintos en la previa a una práctica durante la pandemia. FOTO: Fernando Ponzetto.
Olveira y Pintos en la previa a una práctica durante la pandemia. FOTO: Fernando Ponzetto.

Leo Pintos es un reconocido entrenador de arqueros del medio, que actualmente trabaja con la Tercera División de Nacional junto al cuerpo técnico que lidera Martín Ligüera. El exarquero, que tuvo un pasaje por Central Español y Juan Aurich de Perú, entre otros equipos, entrenó a los arqueros de River Plate cuando Jorge Giordano era el técnico y también estuvo con ese cargo en Cerro. Además de estar entrenando a Olveira por la amistad que los une, también trabajó con arqueros como Darío Denis, Martín Rodríguez (hoy en Vitoria de Brasil) y Rodrigo Formento. A su vez, desde hace cinco años tiene una escuela específica de arqueros en Las Piedras. 

Olveira contó: "Lo que más temor me genera en el regreso a la actividad es lo referido al tiempo y distancia y la ubicación en el arco, que es lo que más se pierde, porque entrenamos en espacios verdes al costado de la ruta que no tenés referencia de nada".

El guardameta, que también fue tenido en cuenta por Óscar Tabárez para la selección uruguaya en 2019, agregó que "el arquero fue de los más perjudicados por la pandemia. Un jugador de cancha, por ejemplo, haciendo los intermitentes, corriendo, en cualquier espacio lo puede hacer, lo puede hacer solo, y dentro de la cancha muchas veces corriendo tapa lo técnico - táctico. Yo casi que por un mes y medio no tuve contacto con el piso, el cuerpo se había desacostumbrado, es un volver a empezar". 

Gastón Olveira es uno de los arqueros más destacados del fútbol uruguayo. FOTO: F. Ponzetto.
Gastón Olveira es uno de los arqueros más destacados del fútbol uruguayo. FOTO: F. Ponzetto.

"Yo tengo una casa con espacio verde y con mi hijo Lautaro, que tiene nueve años, le buscábamos la vuelta y me ayudaba, je. Pero es una ayuda básica para empezar a golpear de nuevo, trataba de rebuscármela porque podríamos perder mucho", concluyó el meta de River Plate. 

Olveira también recibía el apoyo de Sergio Navarro durante la pandemia, quien es el entrenador de arqueros de River Plate. A su vez, el guardameta termina su contrato con los darseneros el 31 de julio próximo, aunque todavía no piensa mucho en el tema. Salir al exterior es una de las posibilidades, pero está muy a gusto en River, su casa. 

Recrear situaciones de partido

"La idea cuando hacemos estos entrenamientos personalizados es que se encuentren con situaciones muy parecidas a las que van a tener en el partido, a veces es difícil, pero buscamos recrear ese tipo de situaciones que ellos va a tener en un juego. Después aspiramos a la mejora de la técnica, pero lo principal es que no pierdan la memoria de lo que ellos hacen permanentemente, que es jugar al fútbol", indicó Leo Pintos a Ovación antes de iniciar una nueva sesión con Olveira y con el joven Nacho Castillo, de las juveniles de Juventud de Las Piedras.  

Olveira, Nacho Castillo y Pintos comenzando un entrenamiento. FOTO: F. Ponzetto.
Olveira, Nacho Castillo y Pintos comenzando un entrenamiento. FOTO: F. Ponzetto.

Pintos agregó que "por un lado es cierto que el arquero fue perjudicado en este tiempo que no hubo entrenamientos grupales por el tema de no tener contacto con el balón, de no poder realizar caídas, en lo referido a la ubicación del arco y quizás por el juego aéreo, pero tenemos algo a favor y  que hoy está pasando en varias ligas, que se lesionan muchos jugadores fácilmente. Pienso que con los arqueros no va a pasar porque el entrenamiento que se hizo son prácticas intensas y cortas, y eso es lo que hace el arquero permanentemente a diario de manera presencial". 

El pedrense se las ingenió para mantener motivados a Mathías Bernatene y Facundo Lemos, los dos guardametas que están a cargo suyo en la reserva tricolor. "Veía que le tenía que dar algo diferente a los arqueros y pensé en los lugares que ellos tenían para adaptarles un tipo de entrenamiento. Fui buscando en la parte de coordinación siempre terminar con un gesto técnico y si tenían un espacio de pasto, poder hacer una estirada. Buscarle la vuelta para que no perdieran lo que hacen cotidianamente. También les fui mandando videos y al principio yo hacía los entrenamientos para explicarles, buscaba una pared y hacía un millón de ejercicios y que ellos tuvieran desafíos que realizar". 

Escuela de arqueros en pleno crecimiento
En Las Piedras
Leo Pintos. FOTO: Fernando Ponzetto.

Leo Pintos, con la ayuda de Ignacio Veleda, tiene la Escuela Específica de Arqueros (entrenamiento_esp_arqueros en Instagram) en Las Piedras, donde recibe desde niños de seis años hasta adolescentes de 16.   

"La Escuela surgió con Mauricio Caro y con Pablo Fernández, dos arqueros amigos. Íbamos a estar los tres, después por diferentes motivos ellos no pudieron seguir y tomé la posta. El boca a boca fue importante, así como luego las redes sociales. Nos seguimos sorprendiendo porque los chicos no dejan de venir y están contentos. Con mucho frío los ves acá metiéndole como loco", comentó Pintos. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados