EN POLONIA

Nicolás Schiappacasse abrochó la victoria ante Honduras y el pasaje a octavos

La Celeste concretó a los 90 minutos de juego el segundo gol; el partido lo había abierto el mediocampista Nicolás Acevedo

Los jugadores celestes festejando tras el tanto frente a Honduras. Foto: @Uruguay.
Los jugadores celestes festejando tras el tanto frente a Honduras. Foto: @Uruguay.

Un gol de Nicolás Schiappacasse a los 90 minutos le aseguró a Uruguay el triunfo ante Honduras y también la clasificación a los octavos de final de l Mundial Sub 20 de Polonia 2019.

La victoria sobre Honduras se abrió con un gol de Nicolás Acevedo a los 41 minutos de juego y se sentenció con la conquista de Schiappacase.

Con la imposición se llegó a seis puntos y un saldo de goles de +4, lo que determina que Uruguay está en la siguiente fase de la Copa del Mundo.

La historia del juego no empezó del todo bien, porque a la Celeste le costó imponerse en el trámite. De hecho, en los primeros quince minutos tuvo mucha imprecisión con la pelota y poca generación de juego.

Si eso ocurrió fue porque la marcación firme hondureña ganó los duelos mano a mano y evitó que Uruguay le diera velocidad a la rotación del balón, lo que terminó generando muchos pelotazos largos.

Darwin Núñez disputa la pelota con un defensa hondureño en el duelo por el Mundial Sub 20. Foto: @Uruguay
Darwin Núñez disputa la pelota con un defensa hondureño en el duelo por el Mundial Sub 20. Foto: @Uruguay

Sin embargo, el gol de Nicolás Acevedo, aunque llegó casi sobre el final de la primera mitad, fue confirmatorio del repunte que se había logrado. Esencialmente por la profundidad que aportó Maximiliano Araújo, por la movilidad que tuvo Nicolás Schiappacasse y por la superación en el nivel de su juego que demostró tener Santiago Rodríguez.

El gol nació por el centro de Brian Rodríguez que conectó Sebastián Cáceres para mandar al área. En primera instancia no pudo rematar Darwin Núñez, pero por atrás suyo entró Acevedo para rematar y poner el 1-0 parcial.

En la segunda mitad, la Celeste de Gustavo Ferreyra alternó minutos de dominio claro con pasajes en los que se replegó para defender la diferencia.

Si bien la producción colectiva no llegó al pico máximo de la potencialidad que se tiene por la calidad de los futbolistas, es claro que los hondureños plantearon un partido duro, de mucha marca e intensidad para evitar que el toque corto de los celestes emergiera con fuerza. 

Honduras cerró filas, juntó gente para evitar que el equipo uruguayo desnivelara por afuera y su estrategia le fue dando resultados, porque Uruguay recién consiguió aparecer en el marcador en el cierre del primer tiempo y en el final del partido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)