EN EL MARÍA MINCHEFF DE LAZAROFF

¡Darsenero histórico!

River Plate derrotó a Danubio gracias al golazo del botija Matías Arezo y jugará la final del torneo Intermedio el próximo domingo frente a Liverpool

Los jugadores de River Plate celebran el gol ante Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.
Los jugadores de River Plate celebran el gol ante Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.

Los hinchas de River Plate que cruzaron la ciudad para instalarse en la tribuna de la palmera del María Mincheff de Lazaroff alzaron los brazos al cielo. El árbitro Fedorzcuk acababa de dar por finalizado el partido y el equipo de Jorge Fossati de vencer a Danubio por 1 a 0. Era el pasaje a la final del Torneo Intermedio, algo histórico para los darseneros.

River lo consiguió como (único) invicto, habiendo empatado con Nacional y ganado a Peñarol. Y con la valla menos vencida del torneo.


El partido de no fue bueno. El primer tiempo fue frío como la tarde en el barrio Jardines del Hipódromo.Y muy discreto. Casi sin chances de gol. River tuvo al principio un tiro libre de Nicolás Rodríguez que sacó Cristóforo con los puños. Y Danubio un cabezazo de Facundo Labandeira a los 35’ que se perdió afuera contra el palo derecho de Olveira. El darsenero manejó bien la pelota, con prolijidad y criterio, pero se le notaba ansioso para culminar las jugadas. Seguramente por lo que se estaba jugando. Se fue al descanso empatando y con el resultado que se daba en el Centenario, quedaba afuera de la definición.

Pero el juvenil Matías Arezo se trajo un golazo del vestuario. Cuando apenas había transcurrido un minuto del complemento, el botija de 16 años se elevó y mandó la pelota al fondo de la red tras una hermosa jugada de otro juvenil: el volante Diego Vicente.

Un gol no parecía mucha diferencia, pero Danubio recién remató al arco por primera vez a los 30’ en el complemento: un tiro de Carlos Grosmüller, quien había ingresado. Y al final Juan Manuel Gutiérrez se perdió el empate solo frente al arco.

La tarde terminó con el festejo histórico de los darseneros y con las quejas de los hinchas de Danubio que terminaron el torneo sin poder ganar. Pero no hay que olvidar la sangría de jugadores que sufrió el técnico marcelo Méndez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)