FÚTBOL URUGUAYO

¿Cómo vivieron los futbolistas los primeros amistosos en Fase 3?

La alegría de volver a jugar pudo más que la falta de ritmo, de vestuarios, los roces o el temor a una posible lesión.

Agustín Canobbio y Facundo Waller en el duelo entre Fénix y Plaza Colonia. Foto: Mauro Fernández.
Agustín Canobbio y Facundo Waller en el duelo entre Fénix y Plaza Colonia. Foto: Mauro Fernández.

Los equipos de Primera División comenzaron esta semana a disputar amistosos. Volvieron a enfrentarse con un rival después de más de cinco meses. La alegría de volver a jugar después de una larga espera pudo más que la falta de ritmo y el miedo a una lesión.

Rentistas, el líder del torneo Apertura, jugó el miércoles pasado en su complejo el primer amistoso frente a Atenas. El juvenil Cristian Olivera, quien cumplió los 18 años en abril y que fue clave en los primeros partidos de los bichos colorados en su regreso a la A, contó sus sensaciones.

“En general vi bien al equipo y en lo personal me sentí de la misma manera, sobre todo en lo físico y en lo mental. Capaz que se notó la falta de fútbol en algún pase errado, pero salió bastante bien teniendo en cuenta el tiempo que hacía que no jugábamos”, dijo Cristian, quien le dio el pase a Maximiliano Falcón para el primer gol de los bichos colorados frente a Nacional en la primera fecha del Apertura y en la segunda anotó en el partido que dieron vuelta frente a Boston River.

“Nos estamos cuidando mucho en todos los lugares, donde entrenamos y en los estacionamientos. No tuvimos miedo de un contagio al volver a jugar, capaz que de alguna lesión sí. De repente nos cuidamos un poco más, inconscientemente sacamos un poco la pata”, admitió el delantero, quien ya se prepara para enfrentar a Rampla Juniors en el segundo amistoso de los dirigidos por Alejandro Cappuccio.

Videos.

Joaquín Piquerez arrancó como titular en el primer amistoso de Peñarol frente a Juventud de Las Piedras. “El ritmo bajó un poco. Fueron tres meses sin tocar la pelota ni trabajar en equipo. Aunque entrenamos mucho, hacerlo solo no es lo mismo. Nos falta ritmo de partidos, pero de a poco lo vamos a ir recuperando”, dijo Piquerez.

“Ahora fijaron el comienzo una semana más tarde, y por un lado nos viene bien para llegar de la mejor manera posible”, añadió quien aprovechó el encierro para mirar los partidos anteriores y comprender mejor la idea de Diego Forlán. “Sobre todo los que me tocó jugar a mí, frente a Paranaense y a Defensor Sporting, para tratar de mejorar y de meterme más en la idea de Diego”, contó quien no se permite pensar en lesiones.

“Yo soy un convencido que si pensás en esas cosas las atraes. No hay que pensar en nada de eso, confío en mi físico. Estuve entrenando fuerte y además los profes nos controlaban las cargas para prevenir las lesiones. Obvio que con la seguidilla de partidos que nos espera alguno puede lesionarse”, culminó Piquerez.

Joaquín Piquerez en el amistoso entre Peñarol y Juventud. Foto: @OficialCAP.
Joaquín Piquerez en el amistoso entre Peñarol y Juventud. Foto: @OficialCAP.
el clásico

Ilusiona al jugador aurinegro

El torneo Apertura se reanudará con el clásico correspondiente a la cuarta fecha, que se jugará el domingo 9. Joaquín Piquerez se ilusiona con poder jugarlo, ya que se trata de su primer enfrentamiento como aurinegro con Nacional. “El clásico es el partido más lindo que se puede jugar. Sé lo que es enfrentar a un grande, y es muy lindo, me imagino que mucho más debe ser jugar un clásico”, dijo el lateral-volante, quien supo defender los colores de Defensor Sporting y River Plate, clubes con los cuales enfrentó a los dos grandes. Aunque fue titular como lateral izquierdo en el primer amistoso de los carboneros, no basa en eso su ilusión: “Ya nos explicaron que por ahora no hay un equipo titular ni uno suplente, que va a jugar el que esté mejor. Ojalá pueda jugar el clásico, pero si no me toca estaré apoyando al que le toque hacerlo”, finalizó.

Roces.

“Nos sentimos raros por muchas cosas: por volver a jugar, por tener que llegar cambiados al partido, por no poder estar ni 10 minutos sentados en el vestuario”, dijo mientras tanto José Luis Tancredi, el volante de Cerro que enfrentó a River Plate en el primer amistoso.

“Estuvimos bastante faltos de ritmo, lo notamos en la distancia y en los pases. Tanto nosotros como los jugadores de River llegamos tarde a alguna pelota y hubo algún roce sin intención, producto del tiempo que llevamos sin jugar”, agregó el “Gato” quien lamentó que uno de sus compañeros se lesionara ante los darseneros. El juvenil Emiliano Sosa sintió un tirón en el posterior y espera diagnóstico.

Cerro. Foto: @CACerro_Oficial.
Foto: @CACerro_Oficial.

Con respecto a la posibilidad de contagiarse en el amistoso, Tancredi ni lo pensó. “Es que a eso vamos a estar expuestos siempre y no sólo en un partido. Mi señora trabaja, mis hijos volvieron a las clases y yo también en el curso de entrenador que estoy haciendo. Y también voy al supermercado. Uno está en contacto diario con mucha gente. Sinceramente, no pienso en eso”, culminó el albiceleste, quien hoy estará al firme en el amistoso frente a Peñarol.

Salió lindo.

Nicolás Rodríguez, el “Ojito”, coincidió con Tancredi en que volver a jugar fue algo extraño. “Por más que veníamos entrenando fue raro volver a estar 11 contra 11”, reconoció el lateral volante de River Plate.

“Obvio que nos faltaron cosas, nos faltó ritmo, pero es normal al salir de una pretemporada y más en esta oportunidad que veníamos de tanto tiempo parados. Pero el partido salió lindo, bastante bien jugado. Estamos afinando ciertas cosas y reforzando la memoria de los aspectos positivos”, agregó el “Ojito”, quien tampoco pensó en la posibilidad de contagiarse de coronavirus.

Foto: @cariverplateuru
Foto: @cariverplateuru

“Yo no tuve miedo, pero tengo una opinión bastante particular. Si nos ponemos a pensar en eso ni salimos a la calle. Porque no sabemos lo que hacen las demás personas, tampoco nuestros compañeros en su vida diaria. Trato de estar lo más tranquilo posible”, finalizó quien ya sumó otro amistoso, ya que ayer River Plate enfrentó a Fénix.

Beso y abrazo.

Facundo Waller, el volante de Plaza Colonia, dijo haberse sorprendido para bien en el primer amistoso que disputaron frente a Fénix. “Obvio que se puede haber notado la falta de pelota, en los pases o la distancia, pero estamos bastante bien. Me sorprendió para bien. Estuvimos mucho mejor de lo que esperábamos”, dijo el volante coloniense, quien aseguró a su vez que ni él ni sus compañeros tuvieron miedo de lesionarse ni tampoco de contagiarse. “Te soy sincero, no fui al partido pensando en nada de eso. No tuve miedo de contagiarme. Es más, tengo amistad con Agustín Canobbio y le di un beso y un abrazo. Capaz que no está bien, pero depende de cada uno”.

Ayer Plaza Colonia jugó el segundo partido frente a Progreso en el Paladino. Este juego iba a disputarse el jueves, pero el plantel “Patablanca” no pudo viajar por un desperfecto en el ómnibus que los tría a Montevideo y se postergó para la pasada jornada.

Tras el juego con los del Pantanoso los dirigidos por Matías Rosa tienen tres amistosos más antes del recomienzo del Apertura el próximo 8 de agosto. “Todavía tenemos tres semanas para seguir afinando. Creo que vamos a llegar bien”, culminó Waller.

Físico.

“Por suerte nos sentimos bien. Hicimos una buena práctica de fútbol, sobre todo para ser la primera”, afirmó mientras tanto Rodrigo Viega, el volante de Progreso.

“Ya habíamos entrenado con pelota y hecho algún reducido, pero no habíamos competido con otros equipos. Capaz que lo que más nos costó fue recuperar”, añadió quien anotó en el primer amistoso de los del Pantanoso.

El plantel de Progreso en el amistoso ante Juventud de Las Piedras. Foto: @ProgresoOficial
El plantel de Progreso en el amistoso ante Juventud de Las Piedras. Foto: @ProgresoOficial

“Me sentí bien y sigo metiéndole a lo físico, sobre todo por la seguidilla de partidos que tenemos por delante. Yo no tengo miedo de lesionarme, pero con tantos partidos seguidos, a lo que no estamos acostumbrados, vamos a tener que cuidarnos. Ojalá que nadie se lesione ni en Progreso ni en otro equipo”, afirmó el “Pajita”, quien ni siquiera pensó en la posibilidad de contagiarse de COVID-19. “Tuvimos bastantes charlas con los doctores que nos explicaron que había más riesgo en las otras 20 horas del día que durante una práctica o un partido”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados