DEFENSOR SPORTING

El violeta sumó un guerrero para el área

Nicolás González pasó por varios puestos antes de convertirse en 9.

Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

Nicolás González se convirtió, sorpresivamente, en la sexta y última incorporación de Defensor Sporting. Lo llamaron el martes y el miércoles se presentó en el Franzini. Llegó acompañado por Sebastián Taborda, un exjugador del club que hoy trabaja para el Grupo Casal.

“Ahh este es el nuevo alcanzapelotas...Te tenés que poner atrás del arco nuestro”, le dijeron los utileros violetas, quienes lo recibieron con bromas antes de entregarle la ropa.

“Me sorprendió un poco la llamada diciendo que me iba a Defensor Sporting. Estoy contentísimo. Por suerte, ya conocía a Villoldo y a Fuentes, que también llegaron hace poco, y al ‘Coto’ Correa. Eso va a hacerme las cosas más sencillas, sobre todo lo del Coto”, contó Nicolás, quien estuvo con el zaguero en Cerro, cuando siendo un juvenil subía a entrenar en el equipo que dirigía entonces Eduardo Acevedo.

El delantero se crió en el Cerro, donde sigue viviendo hasta hoy junto a su madre y tres de sus hermanos. Hizo el baby fútbol en el club Las Flores. Donde jugó de 4 y de 5 antes que le encontraran su verdadero puesto, el de 9. “Los técnicos del baby fútbol me iban cambiando de posición, pero cuando llegué a las juveniles de Cerro ya era 9”, contó quien hizo todas las formativas en el club albiceleste, donde debutó en Primera División y luego se fue a préstamo a Progreso. Regresó al club de su barrio el año pasado.

“Soy un jugador fuerte, que trata de dejar todo en cada partido. Soy centrodelantero, bien de área. Un 9, bien 9”, se definió para los hinchas violetas que aún no lo conocen.

En la temporada pasada Nicolás sumó 2.181 minutos en el equipo dirigido entonces por Fernando Correa. Jugó 32 partidos, 26 de ellos como titular. Y anotó 9 goles. De la mano del “Petete” los albicelestes hicieron una muy buena campaña y clasificaron a la Copa Sudamericana. Pero el delantero sabe que en Defensor Sporting le espera una realidad muy diferente.

TÍTULOS. “Vengo de un equipo que cuando empieza el campeonato no decís que va a salir campeón. Eso en Defensor es diferente, se prepara para estar siempre en los primeros lugares y pelear los títulos. Así como para jugar las copas. Como ahora, que ya se están preparando para debutar en la Copa Libertadores”, dijo González, quien sabe a su vez que ya no tendrá los inconvenientes ni los atrasos salariales que tenía en Cerro.

“Está a la vista con la infraestructura que tiene el club. Y creo que eso también tiene que ver con los logros que se consiguen”, afirmó quien ya tuvo sus primeras palabras con el técnico Da Silva.

“Me dio la bienvenida nomás. Me cayó bien, pero ya tendremos tiempo de hablar un poco más, como también de conocer más a los nuevos compañeros”.

Nicolás es el único que juega al fútbol en su familia. “Cuando era chico jugaba solamente para divertirme, pero cuando entré en formativas ya me ilusioné con poder ser profesional”, contó quien solo hizo un año de liceo, pero sabe que el estudio es una asignatura pendiente y la piensa cumplir. “Sé que lo tengo que hacer por mí, no por nadie más. Es algo que me va a servir a mí. Es una meta que tengo que cumplir”.

Para finalizar contó que quien más se puso contenta con su pase a Defensor Sporting, fue su mamá Lilián. La que siempre lo llevó a los entrenamientos y partidos del baby fútbol y de las formativas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)