Defensor Sporting

El violeta llegó a su destino

Tras un viaje larguísimo y muy cansador la delegación de Defensor Sporting llegó a Maturín donde el miércoles jugará la revancha frente a Monagas por la Copa Libertadores 

boselli
Espera. El cansancio venció a Juan Manuel Boselli. Foto: @defensorspradio

La delegación de Defensor Sporting arribó a Maturín, Venezuela, donde el miércoles jugará frente a Moanagas por el grupo A de la Copa Libertadores, tras veinte cansadoras horas de viaje.

Los violetas emprendieron la travesía el domingo a las 20:00 horas cuando subieron al barco que los llevaba puerto a puerto a Buenos Aires. Tras cenar, se trasladaron a Ezeiza donde debían tomar el vuelo a Caracas a las 4:00 de la mañana de este lunes. Pero el vuelo se retrasó y recién pudieron partir desde la capital argentina dos horas y media más tarde. 

Al mediodía, a las 13:00 horas de Uruguay llegaron a la capital venezolana, donde debían abordar un charter que en una media hora de vuelo los dejaría en la ciudad de Maturín. Pero este vuelo también se retrasó y tuvieron una espera de algo más de tres horas. Lo cierto es que los violetas recién llegaron al hotel San Miguel donde se alojaron en Maturín, veinte horas después de salir de Montevideo.  "Si nos ponemos a pensar en lo que fue el viaje, nos volvemos locos",  dijo el técnico Eduardo Acevedo. 

Al llegar, la prioridad del entrenador era el descanso de sus futbolistas tras el extenuante periplo. Los violetas reconocerán mañana martes el estadio Monumental de Maturín, donde el miércoles visitarán a Monagas a las 21:45 horas. 
 
PAPEL HIGIÉNICO. Los utileros del equipo del Parque Rodó llevaban hasta papel higiénico en su equipaje. Es que fueron advertidos por sus colegas de Cerro Porteño, equipo que ya jugó en Venezuela, sobre la falta del esencial producto. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)