EL ANÁLISIS - JORGE SAVIA

Vio el cerrojo y no movió ni un dedo

Gianni Brera, un gran periodista italiano de los años 30 que llamó "catenaccio" (cerrojo) al sistema que patentó el austríaco Karl Rappan al dirigir la débil selección suiza de la época, decía que "0 a 0 es el resultado perfecto"; e igual piensa el "Tano" Vicente Pernía, pilar del austero Boca que dirigió "Toto" Lorenzo en los 70: "Un partido que termina 5 a 4, no es un partidazo, es un partido lleno de errores de los defensas".

Pues bien, Munúa no es un técnico defensivo, pero el miércoles pensó de esa manera: si Corinthians tuvo el 62% posesión pero no pudo tirar al arco, y Nacional el 32% pero llegó y no anotó porque Cassio es un buen arquero y sus defensores se relevaron y cubrieron casi siempre a tiempo, ¿para qué tocar algo y por ahí hacer la del botija que agarra una lata de abajo en un montón y la alta pila se viene al suelo?

Munúa no hizo ningún cambio, no: en un partido donde parecía peligroso pestañear, 0 a 0 era un resultado perfecto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)