SEGUNDA DIVISIÓN

Villa Teresa llegó al empate en la hora

En un interesante encuentro el conjunto de Nuevo París y Progreso igualaron 2 a 2 en la final de ida por el tercer ascenso a Primera División. Gonzalo Curbelo y Franco Pizzichillo anotaron para el local, mientras que Ignacio Lemmo y Joaquón Gottesman igualaron para el Gaucho.

Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

Villa Teresa y Progreso protagonizaron este miércoles en el Parque Nasazzi uno de los mejores encuentros que dejó toda la temporada de la Segunda División Profesional.

Emoción, goles, expulsados, polémicas y por sobre todas las cosas un buen trabajo de ambos equipos marcaron un encuentro que hasta último minuto tuvo un final incierto y que se definió con una pelota parada a falta de dos minutos para el pitazo final.

Comenzó mejor Progreso que sobre los 7 minutos tuvo tres ocaciones para abrir el tanteador, pero Nicolás Marticorena con una gran intervención y la posterior mala definición de los delanteros gauchos imposibilitaron al equipo de Marcelo Méndez ponerse en ventaja.

Un minuto después ante un rápido contragolpe de los delanteros locales, llegó el tanto de apertura en una muy buena definición de Gonzalo Curbelo que dejó sin chance a Carlos Techera.

El partido se hacía de ida y vuelta, con mucha velocidad en la mitad de la cancha y con los delanteros que superaban en su lucha personal a los defensores rivales.

En un descuido de la zaga de Villa Teresa, Ignacio Lemmo igualó el partido para Progreso antes de llegar a la media hora lo cual se justificaba porque el equipo aurirojo había hecho los méritos necesarios para conseguir dicho empate.

En el comienzo de la segunda mitad sobrevino el golazo de tiro libre de Joaquín Gottesman que como con la mano introdujo el balón en el ángulo superior derecho de Nicolás Marticorena y puso en ventaja al equipo de La Teja que daba vuelta el marcador y en ese momento se sentía más que su rival que acusó el golpe del tanto que lo dejaba en desventaja pensando en la vuelta.

A partir de allí fueron los mejores minutos de los gauchos con buenas triangulaciones ofensivas y la manija futbolística de Ignacio Lemmo que estrelló un balón en el travesaño.

Pero el partido tuvo un vuelco fundamental a falta de doce minutos con dos acciones que marcaron el trámite final del encuentro; cuando Héctor Martinez no cobró un claro penal de Jonathan Souza Motta contra Danilo Cócaro y en la jugada posterior expulsa a Danilo Asconeguy dejando a Progreso con diez hombres.

Con un futbolista de más Villa Teresa se lanzó en ofensiva y casi en el final del encuentro, Héctor Martinez (esta vez en forma correcta) sancionó penal por mano de Steve Makuka que cambió por gol Franco Pizzichillo y dejó igualado el partido.

El aplauso de ambas parcialidades hacia sus futbolistas marcaron un final de fiesta, para un enfrentamiento que dejó abierta la llave para el próximo sábado cuando en el Paladino definan qué institución será de primera división para la próxima temporada y acompañará a Torque y Atenas de San Carlos.

Figura

Franco Pizzichillo fue incansable

El volante de Villa Teresa tuvo un trabajo incansable durante los noventa minutos, como ya ha demostrado en partidos anteriores. Además asumió la responsabilidad de ejecutar el penal en la última pelota del partido y lo anotó sentenciando así el empate que deja a Villa Teresa en igualdad de condiciones para el choque de vuelta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)