Fénix

Vigneri llamó y pidió volver a su casa

El delantero le hizo caso a su corazón y vivirá su cuarta etapa en Fénix, el club donde se crió

Nicolás Vigneri. Foto: Archivo El País
Nicolás Vigneri. Foto: Archivo El País

Nicolás Vigneri volvió a Fénix, el club donde se formó y al que defendió en tres diferentes etapas de su carrera. Lo extraño es cómo surgió su retorno: él mismo llamó a los dirigentes del club de Capurro y pidió para regresar.

“Yo los conozco mucho a los Chijane. Jorge fue mi representante muchos años. Hablé con ellos para volver. Pedí para volver”, le contó el delantero a Ovación. “Hacía tiempo que estaba intentando regresar, en cada período de pases hacía lo posible, pero por esas cosas del fútbol no se daba. Ahora se dio y estoy muy contento”, añadió Vigneri.

En la intención del delantero de regresar hay razones futbolísticas, familiares y también del corazón. “Quería volver a Fénix y terminar aquí la carrera”, argumentó quien sin embargo tiene 34 años y seguramente mucho para dar todavía. “No tengo pensado volver a salir o dar otro salto. Es lo que tengo pensado, aunque luego en el fútbol nunca se sabe”, agregó.

Su última etapa en el club, hace casi cinco años ya, no fue buena. Y eso también influyó en su intención de retornar. “Sentí que podía haber dado más y además tuve algunas lesiones. Quiero que esta vez sea diferente”, se ilusionó.

Vigneri conoce muy bien a Fénix, pero le sorprendió la cantidad de futbolistas jóvenes que encontró. “Me asombró eso. Hay muchos jóvenes y con gran potencial. Sólo conozco a los que llevan años en el club, como Raúl Ferro, Juan Álvez y ‘Maxi’ Pérez, nada más. Ojalá hagamos un buen mix con los jóvenes para conseguir el objetivo. Lo primero es que el club siga en Primera y luego si podemos clasificar a una copa internacional, mejor”.

También recibió una muy buena impresión del cuerpo técnico encabezado por Nathaniel Revetria a quien no conocía.

En el último semestre su familia no pudo viajar a visitarlo, se sintió muy solo y también por eso la necesidad de regresar. Tiene dos hijos, Ignacio de ocho años y Facundo de tres. Perderse su crecimiento lo angustiaba. “Muchas veces preferí irme solo para que ellos no sufrieran tantos cambios de país ni tuvieran que dejar sus amiguitos, su escuela y su cuadro de fútbol. Por eso aguanté”, relató quien destaca su primera época en Fénix, su pasaje por Peñarol, Cruz Azul, Puebla y Emelec como los mejores momentos de su carrera. “En esos equipos hice goles y jugué muchos partidos”, contó.

Pero no todo fue color de rosas. También hubo espinas en su carrera. “Cuando no te podés consolidar, o te toca un técnico que no te tiene en cuenta, que son cosas normales en el fútbol, se sufre. Me pasó en España y en Racing. Fui con una gran ilusión al fútbol argentino, pero no me pude consolidar”, admitió. Algo parecido le pasó en Nacional. “Fui de la mano de Juan (Carrasco), pero no se me dio lo de jugar mucho”.

Su último equipo fue Murciélagos de México y querían renovarle el contrato, pero él necesitaba volver a Fénix.

Camisetas

Vistió doce​

Jugó en equipos de Uruguay, México, Argentina, España, Ecuador, Perú y Costa Rica.
Y en los dos grandes. Defendió a Peñarol en la temporada 2006-2007 y a Nacional en el 2011.
Hoy se maneja solo, sin representante. “Es la ley, cuando tenés experiencia te buscás las cosas vos. Es que los empresarios quieren a los jóvenes”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)