DANUBIO

Contra viento y marea

El Danubio de Leo Ramos quiere pelear con los grandes “por todo”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Danubio

Caen baldazos de agua fría desde el cielo. El viento sopla como nunca, pero ahí, a las 09.00 de la mañana, en plena playa Carrasco, hay una treintena de personas que se bancan las inclemencias del tiempo sin chistar y con buena onda.

Un grupo de futbolistas trabaja con el profesor Matías Eijo que les marca con conos naranjas de dónde a dónde tienen que correr regulando su velocidad. En otra punta, el Pipa Rodríguez entrena a los goleros, y en medio, Leo Ramos, con campeón y capucha levantada, observa y supervisa paso a paso lo que pasa en la arena mojada de Carrasco.

"Estamos bien, venimos, bien, por suerte han llegado las incorporaciones y todo está encaminado. Nos falta un punta, cuando llegue, cerramos el tema refuerzos", dice de espaldas a la rambla, de frente al mar.

"Acá no hay mucho misterio. Con los jugadores hablamos de tú a tú… me gusta interiorizarme hasta de la vida personal del jugador porque creo que nos corresponde como entrenadores conocer otros aspectos del futbolista que manejamos. Y hay un buen grupo. Yo siento que la obligación de Danubio es salir campeón. Y a eso apuntamos. Lo siento así, no es verso", afirma Leo.

El entrenador sabe que tendrá que luchar contra viento y marea, porque los grandes se están reforzando como nunca y éste Uruguayo de Transición va a ser corto, sin revanchas.

"Van a ser 15 finales. Eso está claro", dice.

Damián Malrrechaufe, el arquero Danilo Lerda, Lucas Olaza y Cristian Souza son los refuerzos. Todos con destacadas actuaciones y conocimiento de causa.

"La idea es poder cumplir con los pedidos del entrenador", apuntala Pablo Lima, el "Bola", en su nueva función de Director Deportivo. "Que los grandes saquen ventaja en el período de pases ha pasado siempre. El poder adquisitivo de es otro: Peñarol, Nacional y el resto atrás, por más que después venimos nosotros con Defensor, es algo que no se puede obviar. Hay una gran diferencia, pero eso no quita que nos ilusionemos con poder ganar el campeonato. Nosotros vamos a dar pelea con lo que tenemos", afirma Lima, el hombre que dejó el rol de ídolo para ponerse el traje de gerente.

"Ellos ya me conocen, y yo los conozco a ellos. Saben cómo trabajo y qué es lo que quiero", dice Leo Ramos mientras observa a sus futbolistas luchar bajo la lluvia y el viento en la rambla de Montevideo.

"Obviamente, vamos a seguir con la política del club de promover y ascender futbolistas. La verdad: me quedé sorprendido con la calidad que hay en Tercera y Cuarta División. Hay mucho futuro", apunta el entrenador.

Danubio quiere repetir. En la Curva se ilusionan con volver a dar una vuelta olímpica y levantar la Copa de Campeón Uruguayo.

"Se puede, claro que se puede. Y los jugadores tienen que convencerse. Estamos a la par de cualquiera, pero hay una obligación extra acá en Danubio y es la de ganar. Hace tiempo que la exigencia es otra, y hay que apostar a todo, a pelear por todo, porque no sólo está el Uruguayo, está la posibilidad de volver a jugar las copas internacionales, y esa es un objetivo en otro", refuerza Leo Ramos.

Pero no sólo de fútbol vive el hombre. Y eso lo saben en la Curva. Danubio quiere seguir creciendo, ser un faro deportivo dentro de su gran barriada.

"Hay un proyecto encaminado y es ser parte de esa renovación de la Plaza de Deportes número 5 (Av. 8 de Octubre y 20 de febrero) pero no va a ser Danubio Fútbol Club. Queremos que sea un polo de desarrollo social y deportivo dentro de un barrio que tiene como epicentro esa Plaza de Deportes número 5… pero vamos a hacerlo con todas las instituciones deportivas cercanas, no va a participar solo Danubio. El barrio quiere reflotarla, y Danubio no puede estar ajeno. Es decir, hola, estamos acá, a las órdenes para lo que necesiten. Es dar un aporte más", dice Alejandro González, el nuevo gerente administrativo del club, que ya anunció, habrá "economía de guerra" para bajar el alto presupuesto de los danubianos.

"La sede de 8 de Octubre, el Complejo Ingeniero Del Campo, el Complejo de la ruta 101, la casita de Danubio donde alojan los juveniles que llegan del interior, el Estadio Jardines del Hipódromo, hay mucho que atender, hay mucho mantenimiento y el único ingreso es el fútbol", remarca. "Y además, hay que salir campeón".

Cierra. Sin Líber Quiñones, Ramos espera por un punta

Se frustró la llegada de Líber Quiñones a Danubio, pero los de la Curva irán por un punta, y con su incorporación se cerraría el rubro refuerzos de cara a esta temporada. "Tenía a varios en la mira: al primero que le apunté fue a (Juan Martín) Boselli, pero se lo llevó Peñarol y ahora pretendíamos contar con Líber, pero se complicó. Esperamos un punta más y cerramos", dijo Leo Ramos.

Pretemporada. Trabajos en la playa y en el Complejo

El plantel danubiano entrena en doble horario. "El tiempo nos juega en contra, las canchas no se pueden pisar porque son un pantano, por eso venimos a la playa", indicó Leo Ramos. El grupo principal está concentrado en el Hotel Cottage y entrena duro por la mañana en la area de Carrasco. "Cuando podamos, volvemos a la cancha, estamos haciendo un buen trabajo".

"Yayo". "Hay exigencias, es difícil administrar pasión"

Alejandro "Yayo" González asumió como nuevo Gerente Administrativo de Danubio. Y tiene ardua tarea. "El presupuesto es alto. La obligación de siempre ser protagonista y eso lleva a elevar los gastos. Es muy difícil administrar pasión, y eso lleva a que por ahí se hagan muchas cosas que dentro del presupuesto no están evaluadas. Yo me saco el sombrero con esta directiva".

"Bola". "Siempre nos dijeron: acá hay que salir campeón"

Pablo "Bola" Lima dejó los cortos por el pantalón largo Se clazó el traje de Gerente Deportivo del club, función que cumple con satisfacción: "No fue una decisión difícil, ya tenía asumido que iba a retirarme en un año o dos, y la propuesta de la directiva me llegó en un momento justo. Me entusasmó. Vamos a ir por todo, porque acá siempre la obligación fue salir campeón".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)